Secciones
Secundarios de caba

"Nos obligaban a usar camisa y corbata": la ola de calor expuso al Hogar Naval

Federico Cacace es presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela Hogar Naval Stella Maris de Parque Avellaneda.

La organización de los faltazos masivos por parte de gran parte del estudiantado porteño, en el marco de la brutal ola de calor que se vivió en el país en las últimas semanas, puso en evidencia que la situación de los alumnos y alumnas de los colegios secundarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) está muy lejos de ser óptima, e incluso muchas veces está muy por debajo de los estándares que debería tener en el distrito más rico de la Argentina.

El presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela Hogar Naval Stella Maris de Parque Avellaneda, Federico Cacace, habló con BigBang y detalló los principales conflictos que se desataron a partir de las extremas temperaturas que debe soportar el alumnado en las horas de cursada.

¿Cómo están viviendo la ola de calor en las aulas?

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Primero que nada, a la ola de calor en las aulas no hay con qué darle, porque la realidad es que yo casi me desmayo dos veces, mis compañeros están constantemente pidiendo ir al baño, vienen con la cabeza mojada, recargan la botella en el baño o en preceptoría. Por suerte, los profesores nos están dando el espacio para hacerlo, pero la realidad es que es insufrible, insoportable y la escuela no está preparada para esto. Yo varias veces me puse pálido y estoy llevándome un litro de agua que me tomo en las primeras dos horas.

¿Cómo fue que decidieron armar estos faltazos organizados?

Los organizamos más que nada porque estuvimos yendo las primeras semanas y nos dimos cuenta que es insufrible, porque nosotros tenemos que cumplir con un código de vestimenta, que es de pantalón largo, camisa y corbata, que casi nadie la lleva excepto por algunos chicos en particular. Hace poco hubo varias situaciones que con algunos compañeros no nos pusimos la camisa porque nos parecía inhumano por la ola de calor, además de que estamos en 2023 y es ilegal.

¿Aun con este calor los obligan a usar esa vestimenta?

Ya de por sí el primer día nos hicieron estar en el patio de la escuela desde las 12 hasta las 13:15, con camisa y abajo del sol, con más de 30 grados. Ya fueron varias las situaciones en las que las autoridades pidieron que nos pongamos camisa y corbata. De hecho el lunes el rector se paró en la puerta y decía quién estaba bien vestido y quién no. Todo esto con 36 grados de calor de media. Por suerte, y a partir de todas estos conflictos que se abrieron por la ola de calor en la Ciudad, el miércoles nos mandaron un mail autorizando que vayamos con pantalón largo y remera blanca.

Su colegio, ¿está preparado para tanto calor? ¿Cómo se encuentra en cuestiones de infraestructura?

La escuela no está preparada para este calor y nosotros como alumnos nos pusimos de acuerdo en nuestro curso, y por suerte muchos cursos están haciendo lo mismo. Porque no andan los ventiladores, algunos sí y otros no. El único aire que anda en la escuela es el de regencia, oh casualidad. En nuestro curso cuando lo prendemos salta la térmica. Tenemos tres ventiladores: dos giran y uno está fijo dándole sólo al profesor. Las ventanas, está una abierta y la otra tiene la persiana baja porque sino no se puede ver. En el único momento que se puede respirar es en el recreo.

¿Recibieron apoyo de su colegio?

Por parte de la escuela no se recibió ningún tipo de apoyo. Lo más cercano fueron algunos preceptores que nos dijeron que no vengamos, pero nadie nos dijo que no nos computaban las faltas, y profesores que todo el tiempo nos estaban diciendo que vayamos a mojarnos la cabeza.

Faltazos masivos: cómo surgió la medida de los secundarios porteños por la ola de calor

¿Tienen pensado llevar adelante alguna otra medida para manifestar su reclamo?

Escribimos una carta para presentarle a los directivos, pidiéndole que por favor se tomen medidas con inmediatez, considerando lo que hicieron en otras escuelas.

¿Tomó alguna medida la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, para paliar la situación en su colegio?

Acuña tampoco tomó ninguna medida como para paliar esta situación. Es más, la Escuela pidió al Ministerio la suspensión de clases y fue negado. Y nuestro rector tampoco tiene la capacidad para decir 'yo no voy a dar clases'. No puede poner la cara. Así que seguimos teniendo faltas ahora mismo.

¿Están haciendo educación física? ¿Están tomando precauciones por la ola de calor?

No estamos teniendo educación física. La escuela no está tomando precauciones, supuestamente nos habían dicho que nos iban a dar botellas de agua y no pasó. Se está gastando entre 500 y 1000 pesos por día en bebidas, porque es un asco tomar agua caliente y en preceptoría el agua no es infinita.

¿Están recibiendo el apoyo de sus padres?
Sí, el único acompañamiento que estamos recibiendo es de nuestros padres. También parte de los profesores que nos dan minutos de descanso para refrescarnos, tomar agua, ir al baño. Por parte de los directivos ni noticias. Nadie viene a las aulas. Es como que no les importa.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!