Secciones
Actualidad

Peor que Trump: Fabricio Alvarado, el pastor homofóbico que puede ser presidente de Costa Rica

Fabricio Alvarado puede llegar a convertirse en el próximo presidente de Costa Rica, en las elecciones de segunda vuelta que se llevarán a cabo el próximo 1° de abril. Ex diputado, pastor evangelista, músico y periodista, el candidato del Partido de la Restauración Nacional expuso desde hace tiempo posturas más que polémicas respecto a cuestiones sociales: esta semana, el candidato presidencial rechazó incluir homosexuales en su gabinete, para evitar “ofender a la mayoría de costarricenses”.


No se trata del primer episodio polémico en el que queda envuelto Alvarado. En más de una ocasión ya se inclinó en contra de la unión civil  entre personas del mismo sexo, la legalización del cannabis, la fertilización asistida y hasta expuso en contra de lo que calificó como “ideología de género”.

Sin embargo, las declaraciones realizadas por su candidato a vicepresidente encendieron la alarma, debido a que se trata de una clara discriminación por la orientación sexual. Su segundo en la lista, Francisco Prendas, sostuvo que en caso de ser electos, los integrantes del gabinete serán elegidos por su idoneidad y “moralidad heterosexual”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
El candidato presidencial es un pastor evangelista, ex diputado y periodista.

Durante una entrevista, el compañero de fórmula de Alvarado indicó que “la gran mayoría de los costarricenses, que no están a favor del matrimonio gay o la adopción entre personas del mismo sexo, ven en nosotros principios muy claros”. “Si ponemos a una persona, con criterios y capacidades similares, posiblemente nos inclinaríamos por la otra persona (la heterosexual)”, lanzó, en una clara muestra de que promueve la discriminación social.

“Si ven a un ministro desfilando en una marcha a la que tienen todo el derecho de hacer, (los costarricenses) no se van a sentir representados y no solo eso, sino hasta ofendidos, y no queremos eso”, se justificó el dirigente de derecha. De todos modos, Prendas llevó cierta ‘tranquilidad’, al asegurar que no perseguirán a dirigentes políticos homosexuales que integren las filas del gobierno.

El compañero de fórmula de Alvarado agregó que prefieren un funcionario “con idoneidad” y que no quieren que “la vida íntima y privada de alguien sea el eje que lo ponga en un lugar”. Se trata de un tema que hace mucho ruido, sobre todo si se tiene en cuenta que en 2015 el Gobierno de Costa Rica firmó un decreto mediante el cual impulsaban la erradicación de la discriminación contra la comunidad LGBT que integra las instituciones públicas.

El candidato a vice de Alvarado dijo que no incluirán homosexuales en su gabinete, en caso de ganar.

Sin embargo, Alvarado cree que ese decreto tiene “elementos de ideología de género”, y durante la campaña ya anticipó que en caso de convertirse en presidente sería de las primeras modificaciones que incluiría. Más curioso es aún el contexto en el que se llevará a cabo el ballottage en el país: el rival de Fabricio Alvarado es el oficialista Carlos Alvarado, dirigente de centroizquierda y escritor de novelas de ficción.

En las últimas elecciones el ex pastor evangelista se impuso, aunque no alcanzó el 40 por ciento de los votos necesarios para convertirse en presidente, en los comicios del pasado 4 de febrero. Esa noche, Alvarado ofreció un discurso de victoria, donde habló de la defensa de los valores de la familia y los principios y la soberanía del país. Su crecimiento en las encuestas ocurrió justo después de que el Gobierno costarricense anunciara que aplicaría un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!