Secciones
Salta

Perpetua por femicidio para los asesinos de una chica trans

Dos hombres fueron condenados hoy a prisión perpetua en el primer juicio oral y público en el país por el femicidio de una persona transexual cometido en Salta en 2014. 


La pena máxima recayó sobre Carlos "Eze" Plaza (20) y Juan José "Combo" Del Valle (37) como coautores del "homicidio calificado por violencia de género" en perjuicio de Gimena Alvarez (31), a quien robaron, golpearon brutalmente, asesinaron y arrojaron a una zanja. 

Gimena fue golpeada salvajemente por los dos condenados.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 Los juezas Carolina Sanguedolce, Ada Zunino y Silvia Bustos Rallé rechazaron el pedido por parte de los abogados defensores respecto de la inconstitucionalidad de la perpetua. Además, el Tribunal recomendó a los condenados un tratamiento psicológico para la adicción a las drogas, que ambos padecen.

Luego de conocerse el fallo de la Sala III del Tribunal de Juicio, la madre de la víctima se descompensó y recibió atención médica. El fiscal Pablo Paz había pedido en su alegato de esta tarde que Plaza y Del Valle fueran condenados a prisión perpetua, y los consideró "coautores" del delito de "homicidio calificado criminis causa y por mediar violencia de género". Paz destacó que según las leyes vigentes y los tratados internacionales, Alvarez "era una mujer" 

Un juicio histórico.

A su turno, los defensores oficiales Guillermo Polliotto y Jorge Bonetto solicitaron la absolución por falta de pruebas
Además, sostuvieron que el adolescente que fue testigo presencial del hecho debería estar sentado en el banquillo de los acusados.

Luego de los alegatos de las partes, los dos imputados decidieron no pronunciar sus "últimas palabras" y al conocerse la sentencia fueron trasladados bajo custodia a la Unidad Carcelaria 1 de Salta capital, donde continuarán detenidos

Sexo y muerte: el homicidio

El crimen ocurrió el 24 de diciembre de 2014, alrededor de las 6, cuando los imputados se encontraban en la plazoleta Héctor Cámpora, ubicada en la intersección de avenida Jujuy y calle Esteco, en la zona sur del macrocentro de la capital salteña. 
En ese momento, se acercó a hablar con ellos un adolescente de 13 años que limpiaba vidrios a los automóviles en la zona y que luego resultó ser el principal testigo de los hechos.

El crimen se cometió en 2014 y conmocionó a la ciudad.

El chico se dirigió  a calle La Rioja, donde se encontraba la víctima, a quien llevó hasta el sitio donde estaban Del Valle y Plaza, y fueron a una calle oscura. Allí, los imputados mantuvieron relaciones sexuales con Gimena y luego la golpearon hasta dejarla agonizando. Le robaron dinero y un celular y, finalmente, la empujaron a un canal.

Agonizante, fue asistida por la policía y trasladada de urgencia al hospital San Bernardo, donde falleció a las 23 de ese mismo día. La autopsia determinó que el deceso se produjo como consecuencia de los golpes recibidos, que le provocaron un "traumatismo encéfalo craneano grave, post operatorio de craneotomía y trauma cerrado de tórax grave".

Los voceros explicaron que para la detención de los autores del hecho fue fundamental el aporte del adolescente que presenció los hechos, además de las imágenes registradas por las cámaras del sistema de video vigilancia y de negocios de la zona.
 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!