Secciones
Nasa

Por un problema técnico, se suspendió el despegue del nuevo cohete que viajará a la Luna

Su salida estaba pactada para las 9.33 de la Argentina, pero finalmente hoy no va a ocurrir.

La NASA iba a lanzar a la Luna este lunes desde Florida al cohete más poderoso jamás construido para una misión de seis semanas en el espacio, frente a decenas de miles de espectadores.

Aunque estaba previsto que despegara a las 9.33 de la Argentina, su salida se aplazó por un inconveniente. "El lanzamiento se encuentra actualmente en una pausa no planificada mientras el equipo trabaja en un problema con el motor número 3 de la etapa", indicaron recientemente desde la NASA.

Cincuenta años después del último vuelo de Apollo, la misión Artemis 1 marcará el lanzamiento del programa estadounidense para volver a la Luna, lo que luego en 2030 podría permitir ir a Marte a bordo de la misma nave.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La cápsula Orión, no tripulada pero con espacio para transportar hasta 4 personas, será puesta en órbita alrededor de la Luna para controlar que sea segura para los futuros astronautas, entre lo que figurará la primera mujer y a la primera persona negra en pisar la superficie lunar. "Esta misión lleva consigo los sueños y esperanzas de muchas personas", expresó el jefe de la NASA, Bill Nelson

“Vamos a estresarlo y probarlo. Vamos a hacer que haga cosas que nunca haríamos con una tripulación a bordo para tratar de hacerlo lo más seguro posible”, contó.

"El lanzamiento de #Artemis I ya no se realizará hoy, ya que los equipos están trabajando en un problema de sangrado del motor. Los equipos seguirán recopilando datos y los mantendremos informados sobre el próximo intento de lanzamiento", explicaron sobre lo ocurrido.

Quien dará la luz verde definitiva será Charlie Blackwell-Thompson, la primera mujer en dirigir un lanzamiento en la NASA. Las mujeres representan el 30% de la fuerza laboral dentro de la sala de despegue, en contraste con el Apollo 11, donde participó solo una.

Dos minutos después del lanzamiento, los propulsores regresarán a la Tierra para caer en el Atlántico. Ocho minutos después, el segmento principal se separará y aproximadamente una hora y media después, un último impulso enviará la cápsula rumbo a la Luna, a donde tardará varios días en arribar. Desde la noche del domingo y hasta la madrugada de este lunes, más de tres millones de litros de hidrógeno líquido y oxígeno abastecieron los tanques de combustible.

Se estima que asistirán al lanzamiento entre 100.000 y 200.000 personas, entre las que figura la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!