Secciones
Actualidad

Porqué un silbato convirtió a un exclusivo centro de esquí en uno de los focos de contagio de Europa

Desde allí partieron gran parte de los casos de Alemania, Dinamarca, Noruega e Islandia. 

La villa austríaca de Ischgl, famosa por sus estaciones de esquí, ahora está en la mira de toda Europa ya que se sospecha que fue uno de los principales focos de coronavirus en el continente.

De allí habrían partido gran parte los infectados que terminaron diseminando el virus por Islandia, Dinamarca, Alemania y Noruega. Y ahora se sospecha que el "paciente cero" de Inglaterra también se contagió allí. 

El lugar de contagio masivo habría sido Kitzloch, un popular bar y restaurante de gran actividad nocturna durante la temporada invernal. La alarma comenzó el 4 de marzo, luego de que el gobierno de Islandia hiciera una advertencia oficial al de Austria al sospechar que un grupo de sus ciudadanos había contraído el coronavirus en Ischgl. 

Sin embargo, las autoridades dejaron pasar otros nueve días antes de cuarentenar a los habitantes del pueblo el 13 de marzo. Incluso luego de que un bartender de Kitzloch diera positivo de coronavirus, la autoridad médica de la zona del Tirol emitió un comunicado el 8 de marzo expresando que "no hay razón para preocuparse".

22 de los contactos del bartender fueron aislados y 15 fuero confirmados como contagiados. Eventualmente, se determinó que 298 de los de más de 1400 casos en Dinamarca contrajeron coronavirus en Ischgl.

Además, Alemania rastreó hacia la villa austríaca unos 300 casos, mientras que el Instituto Noruego de Salud Pública asegura que 549 de los infectados en ese país también regresaron desde allí.

Ahora, mientras tanto, se investiga la posibilidad de que un inglés de 50 años que viajó a Ischgl y fue al Kitzloch en enero haya sido la primera persona en desarrollar síntomas de coronavirus en el Reino Unido. 

Silbato y "beer pong"

Uno de los mecanismos de contagio habría tenido que ver con una costumbre de los bartenders del Kitzloch: compartir con los clientes un silbato que usan para abrirse paso entre la gente. 

El "beer pong", juego en el que los participantes escupen pelotas de ping pong desde sus bocas hacia vasos de cerveza también podría haber sido uno de los responsables. 

En diálogo con CNN, Monika Redlberger-Fritz, directora del departamento de influenza de la Universidad de Medicina de Viena, señaló que la manera en la que se propagó el virus significa que "había al menos un paciente que tenía una carga viral muy alta, y aunque la mayoría de las personas infectarían a dos o tres más en promedio, estas personas pueden transmitir la enfermedad a 40, 50 u 80 personas".

 

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Temas

  • Coronavirus
  • Austria
  • Esquí
  • Contagio
  • Virus

Comentarios

Desde allí partieron gran parte de los casos de Alemania, Dinamarca, Noruega e Islandia.