Secciones
Actualidad

¿Qué pasó con el "Pulpo Paul"? Su caída en desgracia tras el Mundial y el duro final

El oráculo con tentáculos más famoso del mundo.

Cada vez falta menos para que arranque Qatar 2022 y el espíritu mundialista comienza de a poco a impregnarse entre los argentinos. La expectativa por el rendimiento con el que llega la Scaloneta logra tamizar el sabor amargo de otras excursiones mundialistas, como la de Sudáfrica 2010; torneo en el que, por fuera del tedioso ruido de las vuvuzelas, se hizo famoso el "Pulpo Paul".

El oráculo con tentáculos ya era conocido desde hacía dos años en el Viejo Continente. Y es que el acuario de la ciudad alemana Sea Life ya había capitalizado los "dones predictivos" del molusco para acompañar el fixture de la Eurocopa 2008, con especial atención -claro está- en el rendimiento del conjunto germano. Al llegar el Mundial, los ojos del mundo se posaron en el estanque de Paul, que llegó al récord de ocho aciertos sobre ocho predicciones (incluido el resultado de la final entre España y Holanda).

Después del Mundial, el acuario decidió "jubilar" a Paul (por el que empresas internacionales llegaron a ofertar cerca de treinta mil dólares) y permitir que el pulpo viva sus últimos meses en tranquilidad. Cabe resaltar que la expectativa de vida para el molusco es de tres años y, por ese entonces, Paul ya había cumplido dos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Pero Paul no se retiró sin honores. La predicción para la semifinal entre España y Alemania aún ostenta el récord histórico de audiencia del país germano: 31 millones de espectadores sintonizaron la transmisión para saber quién ganaría, siempre de acuerdo al pulpo claro. Además, Google le dedicó un doodle, tiene una calle en italia y la EUEFA lo despidió el día de su muerte con un tierno comunicado publicado en su página Web.

El disfrute de la fama y de la atención mundial le duró poco al molusco, quien falleció en su estanque sólo tres meses y quince días después de que la Selección española se consagrara campeona del mundo en Sudáfrica. Pesaba 700 gramos y aún le quedaban al menos cinco meses más, de acuerdo a los veterinarios que lo atendieron.

Paul murió el lunes 25 de octubre de 2010 en el acuario de Oberhausen y la noticia dio vuelta al mundo en cuestión de segundos. El molusco más famoso del momento había muerto. "Estamos absolutamente devastados. Al parecer, murió pacíficamente durante la noche, por causas naturales, y nos consuela saber que disfrutó de una buena vida acá", fue el comunicado del acuario alemán.

Por ese entonces, las autoridades de Sea Life Center anticiparon que comenzarían la construcción de un monumento en memoria de Paul, con el "fin de honrarlo y con motivo del interés mundial que despertó". Prometieron "exponer los mejores momentos de la vida de Paul, también los regalos que hemos recibido de todo el mundo y la urna y las cajas de metacrilato de Paul".

Tardaron sólo tres meses en construirlo y en enero del 2011 se inauguró el altar, que incluye además una estatua del pulpo. Sólo un día después de su muerte, cuando su popularidad a nivel mundial seguía intacta, la localidad italiana de Marina di Campo le dedicó el nombre de una de sus calles al cefalópodo adivinador. Google haría lo propio en 2014 cuando, con motivo del siguiente mundial, recordó a Paul con un Doodle especial.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!