Secciones
Actualidad

Quisieron poner una bomba en el cementerio de la Recoleta: una mujer resultó herida de gravedad

Una mujer de 33 años, identificada como Anahí Esperanza Salcedo, resultó gravemente herida a raíz de una explosión que se registró este miércoles en el cementerio de la Recoleta, en cercanías del Mausoleo del Coronel Ramón Falcón, el cual fue decorado con "pintadas anarquistas", informó la Policía de la Ciudad.


Una explosión en el cementerio de Recoleta alertó a los vecinos. 

La fuerza de seguridad porteña desplegó un operativo en la zona con el Escuadrón Antibombas para realizar pericias en el lugar, a la vez que se dio aviso a la justicia para que investigue el origen de la explosión.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
Así quedó el Mausoleo del Coronel Ramón Falcón

Los investigadores hallaron en el lugar "un caño con apariencia de artefacto explosivo y restos metálicos producto de la deflagración". La mujer herida "estaba en una silla de ruedas y resultó lesionada con quemaduras en el rostro y miembros superiores".

Por esta misma razón,  la mujer fue derivada rápidamente al hospital Fernández. Como resultado, perdió tres dedos de una de sus manos y está en riesgo de vida, asistida por un aparato de respiración mecánica, informó el titular del SAME Alberto Crescenti en diálogo con TN.

De acuerdo con la Policía de la Ciudad, la mujer herida sería quien había ingresado el artefacto explosivo al predio junto a su pareja, Hugo Alberto Rodriguez, de 38 años, quien fue detenido en el acto. En el cementerio se encontraron cinco caños con explosivos.

Según los testigos, la pareja llegó al lugar usando disfraces, con pelucas. Además, utilizaron una silla de ruedas como parte de su caracterización. La mujer sufrió heridas graves, incluyendo la pérdida de tres falanges de una mano.

Así se llevaban a la mujer herida. 

La explosión en el cementerio, a metros del mausoleo, se produjo en coincidencia con el aniversario del atentado anarquista que terminó con la vida del coronel Ramón Falcón, ocurrido en 1909. Falcón se había ganado el odio de los trabajadores, recién llegados a la Argentina, por la persecución indiscriminada y violenta que llevó adelante.

Este sería el explosivo. 

En aquella oportunidad, Simón Radowitzky, un joven anarquista de 17 años recién llegado de Ucrania, arrojó una bomba de fabricación casera contra el carruaje en que viajaba el jefe de la Policía Ramón L. Falcón, quien murió a las pocas horas. 

El Escuadrón de Explosivos de los Bomberos de la Ciudad está trabajando en el lugar.

El mausoleo del Coronel Falcón está ubicado en la sección 20, sobre el muro de calle Azcuénaga, en un imponente sepulcro obra del escultor León Ernest Drivier.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!