Secciones
Actualidad

Radiografía del podcast argento: cómo y por qué creció y cuatro recomendados para escuchar en el verano

El formato desembarcó hace años, aunque en 2019 comenzaron a pisar fuerte las producciones argentinas. Qué se escucha y qué pasa en Estados Unidos, donde esperan que para 2021 la facturación podcaster supere los U$S 1.000 millones.

Antes de comenzar, una breve aclaración:

Podcast: programas de radio sin duración preestablecida ni horario fijo, generalmente atemporales, sobre una temática específica, para escuchar on demand. Nacieron al calor de los años 2000, potenciados por el boom de los blogs, los audioblogs y la facilidad para grabar contenido de forma casera y distribuirla. El primero en utilizar la palabra “podcast” fue el periodista Ben Hammersley, en 2004.

Hoy, dos décadas más tarde, el podcast tiene un presente pujante y un futuro prometedor en todo el mundo. Sólo en 2018 la industria podcaster movió U$S 479 millones, y de acuerdo con un informe de la Interactive Advertising Bureau, para 2021 crecerá a U$S 1.000 millones. En la Argentina, en cambio, su crecimiento es más lento, aunque en 2019 comenzó a despegar y se multiplicaron la cantidad de programas disponibles para escuchar. En un año atravesado por las elecciones presidenciales, hubo decenas de podcast que trataron de llevar algo de claridad e información política; así como los humorísticos, de turismo, música, gastronomía, tecnología, cine, series y entrevistas.

En los Estados Unidos el podcast es parte del presente y no un mundo nuevo a explorar, como ocurre desde hace algunos años en la Argentina. Se estima que en alrededor de 124 millones de norteamericanos mayores de 12 años escucharon al menos un podcast en sus vidas; y un informe de la consultora Triton, dedicada a sondeos sobre podcasting, analizó que por semana hay cerca de 50 millones de oyentes que escuchan al menos un episodio, y que el consumo promedio de podcast en el país es de seis horas y media por semana.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En la Argentina todavía no existen ni esa cantidad de escuchas ni los montos de ingresos. Sin embargo, en 2019 hubo un fenómeno particular: hubo un fuerte incremento en la cantidad de producciones, entre otros aspectos gracias a que Spotify incorporó los podcast a su plataforma de contenidos on demand, y sólo con una cuenta “podcaster” se puede incluir el contenido en la red y distribuirlo apenas con un click.

Además, en los últimos años se volvió más accesible producir contenidos de alta calidad de grabación y edición con pocos recursos económicos. Un ejemplo sencillo: un micrófono para conectar a la computadora se consigue desde $1.500. También se multiplicaron las “agregadoras” de podcast, que en algunos casos hasta monetizan el contenido con publicidad de acuerdo a la cantidad de escuchas. Otro fenómeno de los últimos tres años son las aplicaciones para grabar y editar, todo desde el celular.

A diferencia de la radio, el podcast es un formato de “escucha activa”, como lo definió el periodista, locutor y creador de la plataforma POSTA FM, Luciano Banchero, quien explicó a BigBang que “se puede tener de fondo, pero hay una intención del oyente que busca un determinado podcast, se suscribe, baja los capítulos y los escucha”. Banchero, junto a la periodista Fiorella Sargenti, fueron los autores de Hodor, Hodor, Hodor, el podcast dedicado a Games of Thrones, que logró tener decenas de miles de escuchas, gracias al fanatismo que despertaba la serie de HBO.

¿CUESTIÓN DE NICHOS?

De cine, de series, de Batman, de novedades de Apple, de crímenes no resueltos, teorías conspirativas, Segunda Guerra Mundial, el día a día del Barcelona de Lionel Messi, de la vida de Paul McCartney, de reflexiones, de feminismo. Como se observa, el universo de los podcast es profundo e inabarcable. Con un gran desarrollo de la edición o sin ella, hasta ahora la mayoría de los podcast eran sobre temas específicos, muy puntuales, y podían tener desde unos pocos episodios hasta varias temporadas.

Pero ya desde hace tiempo algo cambió, y en el último año y medio se hizo mucho más notorio: los márgenes del podcast se ampliaron a las entrevistas largas y descontracturadas; las noticias comenzaron a ganar algo de terreno, aunque en formato de “resumen”; los diarios comenzaron a desarrollar sus propios episodios (BigBangNews desarrolló 25 episodios de política en plena campaña este año), y las radios comenzaron a desembarcar en el podcast para difundir, on demand, el contenido de sus producciones en vivo. Sin ir más lejos, FM Metro, Radio Nacional, Radio Con Vos y El Destape Radio, entre otras, salieron a la cancha con editoriales, segmentos divertidos, columnas específicas, investigaciones, humor y entrevistas. ¿Es específicamente eso un podcast o sólo un recorte?

Del modo que sea, el podcast está acá y ahora. Es parte del presente y en este 2019 tuvo, en la Argentina, un amplio desarrollo de contenido que aún no se ve reflejado en dinero. Su consumo, por ahora, no está ni siquiera cerca de desbarrancar en rating a la radio tradicional y en vivo, como sí hicieron Netflix y otras plataformas de cine y series on demand con la televisión convencional.

CUATRO PODCAST PARA ESCUCHAR EN EL VERANO

Truco Gallo: un podcast de política y economía realizado por los periodistas Pablo Ibáñez, Daniel Tognetti y Alfredo Zaiat.

Dejen gobernar: Marcos Aramburu y Agustín Lorenzo analizan las noticias de la semana de forma ácida, irónica y divertida, con llamados al azar sorprendentes y una mirada joven y fresca de lo que pasa en el país.

Deporte ilustrado: Alejo Vivacqua, Sebastián Rodríguez Mora, Cristian Franco y Joel Vargas, de la revista de cultura Arte Zeta, entrevistan a escritores en un podcast de literatura contemporánea.

Es una trampa: el podcast de Luciano Banchero y Fiorela Sargenti sobre Star Wars.


 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!