Secciones
Actualidad

"Renovamos la esperanzas": Abuelas de Plaza de Mayo encontró al nieto 132

A solo cinco días de encontrar al nieto 131.

A cinco días del anuncio de la restitución del nieto 131, las Abuelas de Plaza de Mayo anunciaron la resolución de un nuevo caso. En una conferencia de prensa celebraron la noticia que cierra el año de la mejor manera.

 

"El 2022 finaliza así con la resolución de un nuevo caso que renueva las esperanzas de este camino de verdad, memoria, justicia e identidad. Esperamos que el 2023 nos reciba con muchos más encuentros", habían anunciado con el comunicado que invitaba a la conferencia de prensa a las 16 horas en Casa por la Identidad, en el Espacio Memoria y Derechos Humanos, en Av. del Libertador 8151, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El nieto 132 inició la búsqueda de su identidad en 2004 acompañado por el nodo Tucumán de la Red por el Derecho a la Identidad de Abuelas de Plaza de Mayo y la CoNaDI. El nieto desconocía que no era hijo de quienes lo criaron, hasta que sus hermanos de crianza -luego de fallecidos los padres- se lo dijeron y le entregaron su DNI original. Con toda esa información se dirigió a la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (CoNaDI) para indagar sobre su origen biológico.

Luego de la investigación documental y gracias a los estudios de ADN en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), en 2008, el nieto pudo constatar que Mercedes del Valle Morales, quien figuraba en su DNI como su madre, lo era.

Mercedes fue secuestrada junto a parte de su familia, el 20 de mayo de 1976 en Monteros, Tucumán. Su hijo, con apenas 9 meses estaba el día del operativo, en el que también secuestraron a sus abuelos, Toribia Romero de Morales y José Ramón Morales. Cuatro días después secuestraron a sus tíos José Silvano Morales, Juan Ceferino Morales y Julio César Morales, todos se encuentran desaparecidos.

Fue una tía abuela materna, Máxima Rita Romero de Morales quien, con el retorno de la democracia, denunció ante la CoNaDeP la desaparición de toda su familia.

Luego de conocer su filiación materna, el nieto dejó su perfil genético en el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), con la ilusión de algún día poder encontrar los restos de su madre.

Tiempo después el Equipo Argentino de Antropología Forense logró identificar los restos de Mercedes del Valle Morales en el Cementerio Norte de Tucumán. El nieto pudo realizar una ceremonia y despedir a su madre, desaparecida con apenas 21 años. En ese tiempo además inició contacto con su familia materna que también participó de aquella despedida.

En busca del padre

Si bien parte de la verdad comenzaba a salir a la luz, aún faltaba saber quién era el padre del joven y constatar si había sido víctima de apropiación, para ello debía probarse si quien inscribió al niño como propio era verdaderamente su padre. Como el hombre ya había fallecido, la filiación sólo podía comprobarse o descartarse a través de una exhumación el cuerpo del alegado padre, que permitiría la comparación del perfil genético con la víctima. Esta investigación la llevó a cabo la Oficina Tucumán de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, a cargo de Pablo Camuña, y la Fiscalía N°1 de Tucumán.

Ante la recepción del informe del BNDG, esta mañana el Juzgado Federal de Tucumán informó al joven que no es hijo de quien lo crio y confirmó que efectivamente fue víctima de sustracción, ocultamiento y sustitución de identidad en el marco del terrorismo de Estado.

La causa seguirá abierta para continuar con la investigación sobre el papá del nuevo nieto y se aguarda que quienes tengan algún dato sobre Mercedes del Valle Morales y quien fuera su compañero, la acerquen a Abuelas, CoNaDI o al nodo de la Red por el Derecho a la Identidad de Tucumán.

 

Abuelas de Plaza de Mayo celebra la recuperación del nieto 131

A poco más de tres años del último caso, la asociación que conduce Estela de Carlotto confirmó el hallazgo del nieto número 131 que hoy tiene 44 años y es el hijo de Lucía Nadín y Aldo Quevedo. Lucía nació el 13 de diciembre de 1947 en la ciudad de Mendoza y Aldo el 26 de noviembre de 1941 en la localidad de San Carlos, provincia de Mendoza, y fueron secuestrados el 9 de octubre de 1977 en la Ciudad de Buenos Aires.

Los padres del nieto 131 eran militantes del PRT-ERP y sus compañeros llamaban a ella "Chiquita" y a él "Dipy". La joven estaba embarazada de entre dos a tres meses y se sabe que ambos permanecieron detenidos en el CCD "Club Atlético" y "El Banco".

En la conferencia de prensa de ese momento, desde Abuelas remarcaron el arduo trabajo que hicieron en el último tiempo para lograr restituir a estos nietos con sus familias: "Solo en los últimos cuatro años, dos de ellos en pandemia, se analizaron mas de 2000 personas con dudas de su identidad, por presentación espontánea, y cerca de 400 a través de la justicia, entre ellos el último nieto encontrado".

Si naciste entre 1975 y 1983, y dudás de tu identidad, comunicáte con @abuelasdifusion o al 11-4384-0983.

Noticia en desarrollo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!