Secciones
Actualidad

Represión en Gimnasia y Boca: sobreventa de entrada y la teoría de una operación de la Policía

Murió un hincha de 56 años y hay varios heridos. Horas antes había asumido Sebastián Perea, el encargado del operativo, que ya fue desplazado.

El fútbol está de luto. Esta vez la Policía Bonaerense reprimió en los alrededores de la cancha de Gimnasia y Esgrima de La Plata, antes del partido que iba a disputar contra Boca Juniors. El encuentro debió ser suspendido a los 9 minutos porque las fuerzas habían lanzado gases lacrimógenos y el humo había ingresado al estadio y afectaba a hinchas y jugadores. Luego comenzaron a disparar balas de gomas. Un hombre de 56 años, llamada César Regueiro falleció de un paro cardíaco y hubo varios heridos.

 

En primer lugar se habló de que Gimnasia había realizado una sobreventa de entradas y eso motivó que muchos hinchas no pudieran ingresar al estadio. De hecho, las autoridades cerraron todos los accesos una hora antes del comienzo del partido. Fuentes del club afirmaron que, al menos,  desde los últimos cinco partidos como locales, las autoridades del Lobo han vendido entre 2.000 y 3.000 entradas más de las que correspondían. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Por ese motivo, cuando los hinchas y socios, la mayoría con sus familias y con menores de edad, comenzaron a exigir que abrieran los accesos, la Policía comenzó a tirar gases y a disparar balas de goma, algo que está prohibido por los protocolos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. En ese momento, se armaron corridas y el resultado fueron varios heridos. En el interior del estadio, el partido fue suspendido porque los gases afectaron a jugadores, cuerpo técnico, árbitros e hinchas.

 

En la represión, un camárografo de TyC Sports fue herido en el pómulo y por centímetros no perdió un ojo. Según contó en una entrevista le dispararon tres veces seguidas. El trabajador de prensa afirmó: “El policía me vio y me siguió disparando. Sabía lo que hacía. Vio que me había herido, me apuntó y siguió disparando”.

En un primer momento, el árbitro Hernán Mastrángelo suspendió el encuentro por media hora. Al ver que los incidentes continuaban y que el accionar de la Policía se replibacaba en varios sectores de los alrededores de La Plata, decidió que el partido quedaba suspendido por “falta de garantías”. Para entonces, Regueiro, el hincha de Gimnasia ya había fallecido. En ese momento, la Asociación del Fútbol Argentino repudió los hechos a través de un comunicado: “La AFA repudia enérgicamente los hechos de público conocimiento acontecidos hoy en las inmediaciones del estadio de Gimnasia y expresa su compromiso de continuar trabajando para erradicar esta clase de episodios que empañan la fiesta del fútbol”.

 

En el interior del estadio, se vivía una tragedia. La voz del estadio a cargo de Ivana Rodríguez se encargó hasta la medianoche de reubicar a los menores de edad que se perdieron dentro de la cancha por la represión policial. En tanto, el titular de la Aprevida, Eduardo Aparicio, confirmó tenía pruebas de la sobreventa de entradas.

 

“Hay entradas de fotocopias, bonitos de todos los colores y ciento de entradas de protocolo; ahí está una de las claves de lo que pasó, había el doble de personas que podía entrar”, aseguró Aparicio en radio Mitre. Y completó: “El principal motivo que generó esto fue la cantidad de gente que quedó con y sin entradas fuera del estadio. Los violentos empezaron a atacar con piedras y eso desató la represión”.

 

En tanto, el ministro de Seguridad Bonaerense, Sergio Berni, dijo sobre la represión en las afueras del estadio Juan Carmelo Zerillo: “No estaba a cargo del operativo ni de diseñarlo. Para eso hay una cadena de mando que tenía la responsabilidad de haber planificado y concretado el operativo. Evidentemente no se cumplió con las expectativas que había puesto el jefe de seguridad”.

En tanto, sobre el disparo contra el camarógrafo de TyC, Berni dijo: “Le disparó un ex policía porque fue echado de manera inmediata”. En tanto, sobre la muerte del hincha, el ministro afirmó: “El fallecimiento se produjo por una muerte súbita. Llegó hasta el hospital San Martín, intentaron reanimarlo sin éxito. Era habitué de la cancha. Tenía antecedentes cardíacos. Dejaba el estadio, se descompensó y murió. La confirmación de la causa de la muerte surge de la revisación médica posterior”.

 

En la mañana, el gobernador de la provincia, Axel Kicillof afirmó a través de un comunicado que el jefe del operativo fue apartado: “El Gobernador instruyó al Ministro de Seguridad para que el Jefe del Operativo sea inmediatamente apartado y para que se pongan todos los elementos a disposición del fiscal que está interviniendo”. Y continuó: “Es inadmisible que anoche miles de platenses hayan tenido que vivir lo que vivieron y más aún, que se produjera el lamentable hecho de que César Regueiro perdiera la vida en el marco del encuentro”.

 

Por último, en el comunicado de la gobernación explicaron: “Mientras la justicia investiga si las condiciones de ingreso al estadio pudieron estar alteradas por una sobreventa de entradas, es evidente que el operativo realizado no fue capaz de brindar seguridad a quienes asistieron”.

 

La principal teoría que estudia la justicia es que todo comenzó por una interna de la Policía Bonaerense y que la supuesta sobreventa fue la excusa perfecta. Horas antes de la represión en Gimnasia contra Boca, fue designado Sebastián Perea en lugar de Diego Galarza, quien fue designado como director provincial en un área de investigación.

 

Perea ya había ocupado dicho cargo entre abril de 2019 y mayo de 2020. Trabajó en diversas seccionales y en jefaturas distritales de La Plata. Hasta su designación, se desempeñaba como director provincial de la Plantas Verificadoras. Tras la represión fue removido de su cargo por Berni.

 

El rol de Perea a 48 horas de su designación ya había sido, al menos, llamativo. En la mañana del jueves, dentro del predio de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Plata, la Policía a cargo del nuevo jefe departamental disparó contra un preso que había sido trasladado para rendir un parcial y quiso escaparse. Pusieron en riesgo a profesores y alumnos. Un rato después, el operativo en el estadio terminab de la peor manera.

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!