Secciones
Coronavirus

Rusia demora las segundas dosis y el Gobierno busca variantes para terminar la vacunación

Vizzotti sostuvo que evalúan mezclar dosis ante la falta del segundo componente de la vacuna rusa. 

En medio de los diferentes escenarios que preparan en la Casa Rosada para avanzar con el esquema de vacunación y terminar con la aplicación de la segunda dosis en más de 10 millones de personas ante el avance de la variante Delta del coronavirus, el vocero presidencial del Kremlin comunicó hoy que Rusia no tiene pensado acelerar la liberación del segundo componente de la vacuna Sputnik V hasta que se avance con la inoculación dentro del país. 

“No es posible satisfacer absolutamente toda la demanda en el extranjero de inmediato”, explicó Dmitry Peskov pero destacó que “todas las obligaciones se cumplirán”.

Según informó el medio estatal RTPeskov respondió así a la información sobre la escasez del segundo componente en la Argentina. “Efectivamente, como la prioridad absoluta es el consumo interno y la satisfacción de las necesidades internas -la vacunación de la población de Rusia-, es en esta prioridad que los fabricantes y nuestros departamentos se están concentrando ahora”, dijo el vocero presidencial.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La aclaración sucede después de que la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial Cecilia Nicolini, comenzaran las tratativas la semana pasada para que desde Rusia empiecen a liberar más dosis del segundo componente, debido a que calculan que entre seis y ocho semanas en la Argentina habrá transmisión comunitaria de la variante Delta.

A eso se le suma que, de acuerdo a lo que dicen las primeras investigaciones que hay en Reino Unido y en India, las vacunas actuales son menos efectivas contra esta variante y mucho más si solamente se tiene dada una sola dosis. 

Por ese mismo motivo la propia Vizzotti blanqueo que desde el Gobierno se encuentran en plena etapa de evaluación para determinar si mezclan dosis. Es decir, que la segunda aplicación sea con otra vacuna y no con la original. Esto correría, sobre todo, para la Sputnik V debido a que la segunda dosis es un complemento de la primera y no un refuerzo como sucede con AstraZeneca y Sinopharm. 

“Es una posibilidad (intercambiar vacunas) que se evalúa desde el primer momento no solo por la dificultad en el acceso, también para simplificar el proceso de vacunación”, explicó Vizzotti en diálogo con Radio Metro ante la pregunta de si ante la dificultad del acceso al segundo componente de la Sputnik V se podrían administrar dosis de otros laboratorios.

“Pero de ninguna manera estamos diciendo que esto va a suceder. Si se da el consenso técnico de otros países, y de acuerdo a la experiencia, lo charlaremos con los diferentes distritos y lo estaremos viendo. Los países recomendaron que preferentemente se dé la misma marca, pero lo importante es terminar con los esquemas de vacunación y son varios países de Europa los que están intercambiando plataformas de vacunas”, detalló.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!