Secciones
Actualidad

Segmentación de tarifas: analizan quitarle los subsidios a 487.000 usuarios del AMBA

Más del 75% de usuarios que se verán afectados pertenecen a barrios como Puerto Madero, Recoleta, Palermo, Belgrano, Núñez, Colegiales y en menor medida Villa Urquiza, Retiro, Saavedra, Villa Devoto y Caballito.

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) le envió una propuesta al Ministerio de Economía para avanzar con la segmentación de tarifas, que se anunció desde el comienzo de la gestión de Alberto Fernández, en medio de las internas entre el Ministerio de Economía, del que depende la Secretaría de Energía, y los interventores del organismo. “Segmentación: Enre, Conicet y Enargas acercaron propuestas que están siendo trabajadas por la Subsecretaría de Planeamiento que junto al equipo del Ministerio de Economía tiene a su cargo el diseño de la herramienta, la cual se aplicará cuando el Gobierno tome la decisión”, detalló  el secretario de Energía, Darío Martínez.

El plan presentado por el ENRE fue realizado junto a la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) a través del Conicet, se concentrará en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y quedará bajo análisis del Ministerio de Economía, a cargo del ministro Martín Guzmán. Distintas versiones afirman que desde Economía demoran el avance de esta segmentación y que rechazarían la propuesta del ENRE.

Si bien en principio la idea era segmentar de acuerdo a la capacidad económica de cada hogar, lo complejo de esto derivó en que se identifiquen zonas “compactas y homogéneas” del AMBA donde los inmuebles tengan un mayor valor inmobiliario. De acuerdo con el plan, las personas de residen en estas áreas deberán abonar una tarifa mucho más alta al resto, quitando de la ecuación a aquellos beneficiarios de la tarifa social que habitan es esas zonas.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

De esta manera, la aplicación del proyecto del ENRE implicaría que unos 487.000 usuarios empiecen a perder los subsidios en 13 barrios del AMBA - allí se concentra la mayor cantidad de usuarios (el 40% de los usuarios residenciales del país)-, el 10% del total de residenciales esta zona urbana común que conforman la Ciudad de Buenos Aires y los siguientes 40 municipios de la Provincia.

De acuerdo con el ENRE, la propuesta funcionará como “insumo técnico para el diseño de un plan de segmentación tarifaria de alcance nacional”. De acuerdo con el documento presentado por el organismo, más del 75% de los 487.000 usuarios que se verán afectados pertenecen a barrios como Puerto Madero, Recoleta, Palermo, Belgrano, Núñez, Colegiales y en menor medida Villa Urquiza, Retiro, Saavedra, Villa Devoto y Caballito.

En el Gran Buenos Aires, en cambio, se identificaron 67.800 usuarios que habitan en los partidos de Vicente López y San Isidro, y otros 48.000 usuarios de countries y urbanizaciones cerradas registradas del GBA. Al mismo tiempo, se quitarán los subsidios de aquellos usuarios que desarrollen actividades en el sector financiero; Concesionarias de autopistas; Transporte ferroviario urbano y suburbano de pasajeros; Generación, transporte y distribución de electricidad y transporte.

 

 

 

Esta medida también afectará a las personas que trabajen en la distribución de combustibles gaseosos; Servicios de organizaciones y órganos extraterritoriales (embajadas); Juegos de azar y apuestas. Para solicitar la continuidad del subsidio, en caso de ser beneficiarios de la tarifa social o porque no pueden afrontar el costo de la tarifa eléctrica,  deberán completar un formulario y continuarán bajo ese régimen.

A través de un documento, detallaron que el aumento de tarifas de electricidad estipulado para principio de año será de hasta 20% en 2022 a nivel nacional y se aplicará por única vez en el año. Los subsidios a la demanda de la energía eléctrica por parte del Estado nacional surgen de la diferencia entre el costo de la generación y el precio estacional (fijado cada trimestre por la SEN para las distintas categorías tarifaria", aclararon.

Y agregaron: "Este esquema busca preservar la capacidad adquisitiva de los hogares, así como favorecer la actividad productiva de comercios e industrias. Adicionalmente, el régimen de Tarifa Social garantiza el acceso al consumo de electricidad de la población más vulnerable .Sin embargo, existen sectores con alto poder adquisitivo y empresas con elevada capacidad económica, que podrían afrontar el pago del costo pleno de la energía".

Por esta razón, de acuerdo con el ENRE, se requiere "una revisión del esquema de subsidios energéticos, que permita focalizar el esfuerzo fiscal en sostener los ingresos de los sectores más vulnerables, sectores medios y actividades económicas de menor capacidad económica y/o(coyunturalmente) afectadas por la pandemia".

De esta manera, se identificaron zonas "compactas y homogéneas" del AMBA en las que los inmuebles presentan un mayor valor inmobiliario relativo. "Esto permite inferir, con un reducido margen de error, que las personas usuarias que residen en estas áreas cuentan con ingresos y patrimonios relativamente elevados en relación con el conjunto de la población del AMBA. Quedarán eximidas de la quita de subsidios los beneficiarios de la tarifa social", sentenciaron. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!