Secciones
En la rioja

Sentencia sin precedentes: lo condenaron a cinco años de cárcel por viralizar videos íntimos de su ex

La pena es de prisión efectiva por los delitos de coacción y lesiones leves calificadas.

En un fallo que sienta un importante precedente, el tatuador Patricio Pioli se convirtió en el primer condenado por un delito de "pornovenganza" en Argentina.

Concretamente, fue acusado de los delitos de coacción y lesiones leves calificadas luego de que viralizara un video íntimo de su ex pareja, Paula Sánchez Frega.

Pioli recibió cinco años de prisión efectiva por decisión del Tribunal de la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional, presidido por la jueza Edith Agüero junto a los magistrados María Petrillo y Fernando Romero. Es la misma pena que habían solicitado los fiscales acusadores.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Luego de que le impusieran la sentencia, el acusado levantó un cartel con la palabra "CORRUPTOS", dedicado a los jueces. Su abogado anunció que recurrirá el fallo, que también obliga al condenado a cumplir con un tratamiento psicológico y a pagar las costas legales de Sánchez Frega, de alrededor de 130 mil pesos. 

La defensa de Pioli, a cargo del abogado Juan Carlos Pagotto, aseguró que no había pruebas que sustentaran la acusación en contra de su defendido.

El letrado denunció además deficiencias en la instrucción de la causa y solicitó la absolución del tatuador. También señaló que hará presentaciones legales en contra de quienes impulsaron esta causa.

En diálogo con medios de La Roja, de donde es oriunda, Sánchez Frega explicó que Pioli la sometió a "situaciones de violencia física, verbal y psicológica". Además, también era violento con sus mascotas. 

"Cada vez que quería dejarlo me decía todo el tiempo que iba a difundir las cosas que él tenía", agregó en relación a los videos íntimos. "Aguanté por un montón de tiempo hasta que no di más porque las situaciones de violencia eran cada vez más graves", aseguró.

"Otra cosa con la que él me amenazaba era con contar un abuso que yo había sufrido en mi infancia por parte de mi abuelo. Yo se lo conté en confianza y él en un medio audiovisual se sentó y lo contó muy tranquilamente. Fue todavía peor que lo que me venía haciendo, porque todo el mundo estaba escuchando algo que yo solo se lo había contado a él y no tenía por qué haberlo divulgado", reveló la joven. 

Pioli asegura que la viralización de los videos íntimos de su ex pareja sucedieron después de que le robaron el celular. "Me estoy comiendo el garrón de mi vida", expresó en diálogo con Clarín. "Me gritan asesino, violador, soy un ogro. Y no hice nada", sostuvo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!