Secciones
Intento de magnicidio

"Siempre quiso ser reconocido": habló un amigo del hombre que gatilló contra CFK

Además, el hombre también contó que el detenido le había comentado que planeaba comprar un arma, pero con otro pretexto.

Las imágenes de ayer a la noche conmovieron a todo un país. La pistola bersa frente a la cara de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner recorrió los televisores de toda la Argentina, y el sonido del gatillo erizó la piel de quienes fueron testigos de ese terrible momento.

Fernando Andrés Sabag Montiel, el hombre detrás del arma, comenzó a estar por todos lados. Fotos, anécdotas y declaraciones en la prensa llenas de confusiones políticas, fueron algunos de los fragmentos que se conocieron sobre este personaje que recién empezaba a salir a la luz.

Esta mañana estuvo en un móvil de A la Barbarossa Mario, un amigo de la adolescencia del sospechoso, quien detalló cómo era Sabag Montiel, y cuán era la relación que tenían, ya que formaban parte de un mismo grupo de amigos con el que frecuentaban un boliche de la Avenida de Mayo en el 2004. Durante el encuentro de los periodistas y el individuo, hubo fuertes declaraciones que fueron exponiendo cómo era el vínculo y los puntos en común que había entre ambos. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Yo creo que su intención original era matarla, pero lamentablemente no ensayó", disparó Mario, comenzando a mostrar su rol de provocador. "La convertían en mártir, iba a salir en los libros de historia y zafaba de todas las causas. Así que menos mal que no le tiró", dijo y volvió a descarrilar en una entrevista emitida por Telefe, pero compartida por RealTimeRating.

Durante la entrevista que Telefé comenzó presentando como "el mejor amigo" de Sabag, se terminó evidenciando que tenían un contacto muy lejano en la realidad, pero cercano en las ideas y en las confusiones políticas.

Uno de los puntos más álgidos se dio cuando los periodistas desde el piso le dijeron que Sabag Montiel era partidario del liberal Javier Milei. A Mario esa vinculación lo puso nervioso, y lo llenó de confusiones.

Además, en otro tramo comentó algunas situaciones de la vida del detenido. "Era el bulineado del grupo: nosotros éramos los victimarios", confesó durante la entrevista. "Cuando uno es adolescente hace cosas estúpidas y después reflexiona un poco. Me da mucha pena que haya terminado así", sostuvo.

"Me pesó bastante, porque uno no le desea el mal a nadie. Él siempre tuvo un personaje. Él siempre vivió su personaje. Mi opinión es que de tanto abuso que ha sufrido, explotó", reconoció. 

"Era 100% influenciable. Es lo que quiso toda su vida, pertenecer, ser reconocido. Estoy seguro que no tenía idea de lo que significaba ser nazi. Nunca tuvo convicciones fuertes de nada, la única convicción que tuvo es pertenecer a algo", elaboró el amigo. 

Detrás del arrepentimiento, Mario se sinceró: "No lo quería ni tener en redes sociales porque no es un pibe con el que me gustaría tener algo que ver. Era un pibe que no me sumaba nada". Además, lo criticó duramente. "Siempre fue mucho de alardear, de hablar de más", precisó, detallando que decía que era un experto tirador y conocedor de las armas de fuego.

"Le decían Tedi porque tenía bastante sobrepeso y vello corporal", contó Mario, quien cuando volvió a verlo en los últimos años, lo encontró "completamente cambiado" respecto a "la adolescencia".

"Con tal de tener sensación de pertenencia, él hubiera hecho cualquier cosa", sintetizó el amigo de la adolescencia. "Creo que es lo que quiso toda su vida, pertenecer y ser reconocido", sumó. También contó que Sabag Montiel robaba porque estaba aburrido. "Se robaba un queso fresco del supermercado chino porque, cosas así", expresó Mario.

Un arma comprada en la villa

"Hace 10 meses estaba yendo a la villa a comprar el arma", delató Mario, quien aseguró que tenía "más de 20 mil pesos seguro", y que un revolver sale eso o menos en el mercado negro.

"Es un arma de villa, no puedo decir que es la misma. Por las juntas que él tenía, no tengo dudas que contactos le sobraban", contestó cuando le preguntaron si creía que era la misma pistola con la que su amigo atentó contra CFK. "El arma es súper antigua", identificó.

Igualmente, según él, el detenido nunca le dijo "que quería matar a nadie, que quería usar el arma". Supuestamente quería utilizarla para amedrentar a los inquilinos de la casa de la calle Terrada, quienes le adeudaban más de cien mil pesos.

"Él me ofreció plata para apurar a la supuesta gente que le debía plata, apretarlos, ir a cobrarles", confesó, y luego negó estar vinculado a ese tipo de actividades.

 

Asimismo, Mario aseguró frente a las cámaras que, para él, Sabag Montiel tenía un plan: "Sabía que iba a estar en la tele, sabía que iba a estar detenido". Aunque luego lo definió como "un psiquiátrico". Y más tarde afirmó que "lo hizo sin pensar, por más que lo haya planeado quizás", y aludió a que lo vio "temblando, torciendo el arma".

Las diferentes interpretaciones en pocos minutos expusieron a un relato que no tenía muchas seguridades y sí muchas interpretaciones sobre alguien que no conocía tanto al brasileño como afirmaba.

"Era dueño de tres autos y los alquilaba, además tenía estos inquilinos de la casa de Terrada", detalló, pero cuando le contestaron desde el piso que los autos eran dos, también volvió a mostrar que no era tan pleno el conocimiento que mantenía sobre el atacante.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!