Secciones
Para jugar el abierto de australia

Sigue el escándalo con Djokovic: tendrá una audiencia de emergencia para evitar ser deportado

El domingo tiene que presentarse ante el Tribunal Federal.

El ministro australiano de Inmigración, Alex Hawke, canceló este viernes por segunda vez el visado del tenista número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, y ello puede ocasionar la deportación del deportista y su no participación en el Abierto de Australia que comenzará el lunes próximo en la ciudad de Melbourne.

"Hoy he ejercido mi poder bajo la sección 133C(3) de la Ley de Inmigración para cancelar el visado del Señor Novak Djokovic basado en razones sanitarias y del mantenimiento del orden por ser de interés público", señaló Hawke en un escueto comunicado.

Djokovic, quien ya recurrió con sus abogados en los tribunales por esta determinación, viajó el 5 de enero a Melbourne con una exención médica que le permitía jugar en el Abierto sin estar vacunado contra Covid-19, aunque luego las autoridades de Aduanas le cancelaron el visado y lo detuvieron hasta que el lunes un fallo judicial le dio la razón del tenista.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El ganador en nueve ocasiones del Open oceánico, había declarado que no había viajado en los últimos 14 días previos pero lo cierto es que se había desplazado de Serbia a España, mientras que en su país de origen concedió una entrevista al diario francés L'Equipe sabiendo que era positivo de Covid-19.

Ante la cancelación del visado, los letrados del deportista lograron que se lleve a cabo una audiencia de emergencia. Djokovic está actualmente recluido en una “dirección residencial”, pero será detenido en las próximas horas después de la entrevista que deberá afrontar con los funcionarios de migraciones este sábado a las 8 de la mañana de Australia (viernes 18 horas de Argentina), según detalló el juez Anthony Kelly que comandó la última audiencia.

Si bien el gobierno se comprometió a no deportar a Djokovic mientras dura este debate judicial, las horas claves de todo este escándalo que se inició hace casi diez días llegarán durante el domingo. El magistrado dictaminó que el caso sea transferido a un Tribunal Federal y se pactó una audiencia para el domingo a las 10 de la mañana de Australia (sábado 20 horas de Argentina).

El serbio formó parte este jueves del sorteo del Abierto de Australia, en donde debería debutar ante su compatriota Miomir Kecmanovic, si es que le permiten seguir en el país. El problema se inició apenas Djokovic ingresó a Australia sin brindar información sobre su vacunación del Covid-19. Es que el tenista en más de una oportunidad manifestó que no está de acuerdo con la inoculación, y como no había confirmado si estaba vacunado o no, pidió una excepción para entrar a la nación. El problema es que Australia no permite que los turistas entren sin tener las dos dosis.

A raíz de eso, rechazaron su entrada, aunque los abogados apelaron y lograron que lo dejaran ingresar. Sin embargo, después se demostró que había información falsa y errónea en los documentos presentados por el serbio, por lo que cancelaron su visado y ahora está en juego si será o no deportado.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!