Secciones
Atentos

Siguen las estafas: cómo resguardar la info del celular si te roban la línea

Además, todo lo que hay que saber para evitar que los delincuentes entren fácil a nuestros dispositivos.

Si bien todos estamos al tanto de los ciberdelitos que ocurren como el robo de identidades, cuentas de Whatsapp o el dinero del homebanking, también es más común de lo que se cree ser víctima del robo de la línea del celular. Esto, en general, ya no se hace solo para difamar a la persona, sino para poder acceder a todos los datos guardados en los dispositivos, como información personal, accesos a redes sociales, chats, mail; billeteras virtuales, para robar todo lo que allí tenemos o sacar créditos a nuestro nombre y muchas cosas más.

Por eso mismo, hoy en día es fundamental resguardar los datos que guardamos en los teléfonos, o al menos a los que pueden acceder fácilmente, para evitar que cualquier ciberdelincuente tenga el camino allanado.

En este sentido, el ingeniero Pablo Rodríguez Romeo (MP 2411 – MN 5117), Perito Informático Forense y especialista en Seguridad, dijo que hoy para hacer el robo de una línea el criminal lo que tiene que hacer es solicitar un chip a la compañía con la que operamos haciéndose pasar por nosotros.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Luego lo instalará en el nuevo dispositivo y comenzará a configurar todos nuestros datos allí. Aunque parezca raro, esto puede ser más fácil de lo que pensamos si como dueños de esa línea no percibimos que lo han hecho.

Más allá de que normalmente nos podemos dar cuenta si han tomado el control de nuestras redes sociales o han utilizado el WhatsApp para cometer algún tipo de fraude o estafa con nuestros contactos, también podemos llegar a percibir que se han consumido de manera extraña todos los datos móviles disponibles o que la línea se encuentra inhabilitada de manera sorpresa. Esas pueden ser unas claras señales de alerta de que alguien robó nuestra línea.

"Este tipo de ataques se basa en ingeniería social, una técnica que utilizan los delincuentes para obtener la mayor cantidad de información posible sobre sus víctimas. Aquí resulta oportuno resaltar la fragilidad de las medidas de seguridad para verificar la identidad de los abonados telefónicos, desde el momento en que solicitan la emisión o reposición del chip hasta su entrega de forma personal al titular del servicio", comentó el ingeniero.

Además, dijo que ante cualquier mal funcionamiento del dispositivo o de las cuentas allí configuradas, lo primero que hay que hacer es dar de baja la línea o bloquear el chip poniéndose en contacto con la compañía que nos brinda el servicio. "Recordemos que es en la memoria SIM y chip donde se encuentra almacenada la información que permite el acceso a diferentes aplicaciones", aclaró.

Por otro lado, como medida de prevención para evitar que algo así ocurra, hay que configurar la clave numérica o patrón de bloqueo del dispositivo. Muchas veces la gente no lo hace y el acceso del delincuente es inmediato, sin ninguna dificultad.

De igual manera, es necesario elevar los niveles de seguridad de todas las aplicaciones que utilizamos configurando el segundo factor de autenticación. 

Finalmente, Rodríguez Romeo dijo que no recomienda para nada utilizar el SMS como medio para recuperar las contraseñas, ya que si tardamos el bloquear la línea el delincuente pone el chip en otro dispositivo e igualmente consigue todos los accesos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!