Secciones
Tragedia

"Te veré pronto, mi Ángel": la dolorosa carta del padre de una de las víctimas del derrumbe de Miami

Luis Bermúdez, tenía 26 años, estaba con su madre al momento del accidente y sufría de una distrofia muscular, lo que lo obligaba a trasladarse en silla de ruedas.

El número de víctimas por el derrumbe de un edificio residencial de 12 pisos en la ciudad de Surfside, Florida, aumentó a 11 en el día de ayer, tras el hallazgo de otro cuerpo. "En las últimas horas, nuestros socorristas recuperaron a otra víctima. En total, el número de personas encontradas es ahora de 136. Con 150 desaparecidos. El número de muertes confirmadas es 11. Trágicamente, 11", informó la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

Mientras tanto, 150 personas siguen desaparecidas, entre ellas nueve argentinos, del esfuerzo de las autoridades, rescatistas y el cuerpo de bomberos de Miami-Dade. Tras el colapso el jueves pasado de los 55 departamentos del complejo Champlain Towers, los bomberos del condado de Miami-Dade, apoyados por refuerzos de todo el estado de Florida, trabajaron para comenzar con las tareas de rescate. 

Según los familiares de las víctimas, las operaciones entre los escombros de hierros y hormigón avanzan demasiado lentas. De hecho, este martes se dio a conocer una carta del presidente de su asamblea de copropietarios en donde advertía que el edificio sufría un "deterioro" que se "aceleraba". Era necesario invertir unos 15 millones de dólares en obras para ajustar a la normativa el edificio que se desplomó en medio de una nube de polvo durante la madrugada del último jueves.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De acuerdo con la carta fechada el 9 de abril y firmada por Jean Wodnicki, presidente de la asociación de copropietarios, desde 2018 "el deterioro del hormigón se ha acelerado, el estado del techo ha empeorado considerablemente".  Ese año, un informe sobre el estado de la lujosa construcción había señalado ya "daños estructurales importantes", así como "grietas" en el sótano del edificio, según documentos publicados por el gobierno de Surfside.

En medio de este duro contexto, Luis Didi Bermúdez, padre de Luis Bermúdez, víctima del derrumbe de 26 años y que sufría de una distrofia muscular, publicó una emotiva carta de despedida para su hijo a través de las redes sociales: “Dios decidió que quería un ángel más en el cielo. Todavía no lo creo. Te amo y amaré por siempre. Eres y serás lo mejor en mi vida".

Y agregó: "Ahora descansa en paz y sin impedimentos en el reino de Dios. Bello te está esperando. Yo te veré pronto, mi Luiyo, mi ángel, mi todo. Estás, estarás toda la vida en mi alma, mente y corazón. Luiyo, vuela alto mi rey”. El hombre acompañó el conmovedor mensaje de una foto suya con su hijo, en la que aparecen abrazados y sonriendo ante la cámara. 

Sobre la foto, Bermúdez explicó que la imagen es una de las más lindas que tenía junto a su hijo y a ella le sumó una nota manuscrita, en la que volvió a volcar todo su dolor por la repentina e inesperada muerte de su hijo. “Mi Luiyo, me lo diste todo, que en paz descanses ahora con Bello. Te voy a extrañar toda mi vida. Nos vemos pronto, jamás te dejaré solo”, expresó.

 

Luis Bermúdez y su madre, Ana Ortiz, de 46 años, fueron los primeros en ser encontrados y luego identificados entre los escombros del edificio .El joven, nacido en Puerto Rico, utilizaba una silla de ruedas debido a su enfermedad genética. Un profesor de la escuela a la que asistía lo describió como un “guerrero silencioso” que nunca faltaba a clase y siempre estaba sonriendo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!