Secciones
Ciencia

Tesoro: hallan diamantes en restos de un meteorito que pertenecía a un planeta desaparecido

En el año 2008, un asteroide de ochenta toneladas y cuatro metros de diámetro cayó en el desierto de Nubia, en el norte de Sudán, y dejó a su paso grandes cantidades de diamantes. Ahora, tras 10 años de investigación, se descubrió que los restos hallados provenían de un planeta perdido que se desintegró en los inicios del sistema solar.


Un asteroide cayó en un desierto de Sudán en el 2008.

La investigación fue llevada a cabo por la Escuela Politécnica Federal de Lausana, de Suiza, y el martes pasado fue publicada en la revista Nature Communications.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según explicaron los autores del trabajo, creen que el planeta debe haber existido hace miles de millones de años, antes de que se desintegrara por una colisión. Sobre esto, explicaron que su tamaño era muy parecido al de Mercurio o Marte, ya que para producir diamantes de este tipo se necesitó de la presencia de un planeta bastante grande.

Los científicos aseguran que el meteorito se desprendió del planeta que se formó hace miles de millones de años.

El descubrimiento plantea la hipótesis de que había decenas de protoplanetas en órbita alrededor del sol en los primeros diez millones de años del sistema solar, pero que muchos quedaron reducidos a escombros tras chocar entre ellos y que los cuatro planetas rocosos actuales, Mercurio, Venus, la Tierra y Marte, son los que lograron sobrevivir.

El asteroide, llamado 2008 TC3, tenía cuatro metros de diámetro y tras caer contra el suelo dejó 50 piezas de roca, de un tamaño de entre 1 y 10 centímetros. Esos fragmentos fueron conocidos bajo el nombre de Alamata Sitta, debido a que fueron hallados cerca de una estación de tren de la zona.

El impacto del meteorito dejó más de 50 piezas con diamantes.

Una vez que los restos fueron retirados del lugar, los científicos utilizaron sus microscopios y, así, descubrieron que había diamantes atrapados dentro de las rocas.

El investigador Farhang Nabiei, de la EPFL, dijo que esos datos constituyen la "primera evidencia convincente de la existencia de un planeta tan grande".

"Cuerpos del tamaño de Marte (como el que impactó formando la Luna) eran comunes y se unieron para formar planetas más grandes o chocaron con el sol o fueron eyectados del Sistema Solar", concluyeron.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!