Secciones
Actualidad

Trabajadores del Hipódromo de Palermo denuncian que las autoridades no los dejan salir por el COVID-19

Según explicaron, hay 200 peones que se encuentran en esa situación. Durante este viernes se reunirán con las autoridades para mejorar la condiciones.

Trabajadores del Hipódromo de Palermo denunciaron este jueves a través de una protesta que las autoridades del establecimiento no los dejan salir del predio desde que comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Según dijeron a los cronistas de televisión, están contratados por los dueños de los caballos, pero como los animales se encuentran dentro del Hipódromo, son los responsables del predio los que no los dejan regresar a sus casas al terminar la jornada laboral.

Aunque la relación entre los trabajadores y las autoridades se desarrollaba con normalidad después de que se decidiera la suspensión de las competencias tras la última carrera, que se realizó el 13 de marzo, desde que comenzó la cuarentena quienes están a cargo del establecimiento adoptaron una serie de protocolos para evitar los contagios en el lugar.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sin embargo, las cosas se complicaron cuando los cuidadores de caballos quisieron regresar a sus casas, algo que no les fue permitido. "Queremos que nos garanticen el derecho de poder salir y entrar. Los del hipódromo nos amenazan con dejarnos sin trabajo o sin sueldo, pero nosotros queremos visitar a nuestras familias", explicaron.

Además, comentaron que solo algunos tienen la posibilidad de salir durante el día, mientras que otros nunca pudieron siquiera ir a comprar alimentos. Del mismo modo, denunciaron que las condiciones en las que viven son muy malas, ya que duermen en el piso y los baños que usan están siempre sucios.

En base a lo que explicaron, los damnificados por estas medidas son al menos unos 200 peones encargados de entrenar a los caballos, bañarlos y darles de comer.

Los trabajadores se reunirán con las autoridades para mejorar la situación.

Ante esta situación, desde el hipódromo comunicaron que desde que comenzó el aislamiento, se suspendió el ingreso y egreso de personas, mientras que se habilitó un servicio mínimo de pistas para que los caballos puedan ser alimentados y se entrenen por su bienestar.

"Ninguna persona fue impedida de salir del lugar. Se realizó un sistema de guardias para que quienes ingresen a trabajar se queden 15 días y quienes salgan estén afuera por el mismo tiempo", aclararon.

Sobre esto, dijeron que se decidió llevar adelante este protocolo para evitar que haya mucha gente que circule por el lugar, aunque aclararon que de todos modos los trabajadores pueden salir si necesitan hacer compras o trámites.

Tras las quejas de los empleados, se resolvió que durante este viernes se lleve a cabo una reunión entre los cuidadores y las autoridades para poder mejorar la situación por lo que resta de la cuarentena.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!