Secciones
Actualidad

Tras la aprobación de la Ley de Teletrabajo: casi la mitad de las empresas planea mantener el sistema

Con la llegada de la pandemia la mayoría de las empresas tuvo que adaptar la manera de trabajar.

Luego de que el Senado de la Nación convirtió este jueves en ley la normativa que regula el teletrabajo, muchas empresa planean como seguir en el futuro cuando termina la cuarentena por el coronavirus.

Según una encuesta, más del 90 por ciento de las empresas pudo mantener sus resultados con esta modalidad y un 47% considera que mantendrán el sistema después de la pandemia.

El senado aprobó la ley de teletrabajo.

La ley de teletrabajo obtuvo 40 votos a favor del Frente de Todos y el Frente Renovador de Misiones, y 30 en contra de Juntos por el Cambio, el Interbloque Parlamentario Federal y del Frente Juntos Somos Río Negro.

¿Cuánto vale la verdad?
El periodismo de calidad necesita de la ayuda de los lectores. Tu apoyo es fundamental.

De hecho, la bancada de Juntos por el Cambio firmó un dictamen en minoría en desacuerdo con aspectos de la ley que, a su criterio, tornaban "más rígida" la regulación y "desalentaban" a los empleadores a promover puestos de trabajo de esta naturaleza.

Los puntos de la ley

Entre otras cosas, la ley señala que habrá contrato de teletrabajo cuando la realización de actos, la ejecución de obras o la prestación de servicios se efectúe total o parcialmente en el domicilio de la persona trabajadora o en lugares distintos a los establecimientos del empleador, mediante tecnologías de la información y comunicación.

Del mismo modo, indica que las personas que trabajen bajo esta modalidad gozarán de los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajen bajo la modalidad presencial y que la jornada laboral debe ser pactada previamente por escrito en el contrato de trabajo, de conformidad con los límites legales y convencionales vigentes.

Con la pandemia las empresas debieron adaptarse al teletrabajo.

A su vez, determina que el traslado de quien trabaja en una posición presencial hacia la modalidad de teletrabajo, salvo casos de fuerza mayor debidamente acreditada, debe ser voluntario y el consentimiento debe prestarse por escrito, mientras que a su vez establece el derecho a la desconexión digital y a que las plataformas y/o sistemas utilizados por el empleador a los fines del teletrabajo se usen de modo acorde a la jornada laboral, impidiendo su conexión fuera de la misma.

En este sentido, la normativa aclara que quien trabaje bajo la modalidad de teletrabajo tendrá derecho a la compensación por mayores gastos en conectividad y/o consumo de servicios que deba afrontar y que el consentimiento prestado por la persona trabajadora para pasar a la modalidad de teletrabajo es reversible en cualquier momento de la relación laboral.

El teletrabajo según los empleadores y trabajadores

Sobre la situación que generó la pandemia respecto al teletrabajo, el gerente de una empresa que entre otros rubros se dedica al segmento vitivinicola explicó a BigBang que por el momento no está previsto el regreso de los empleados del sector administrativo

"En las reuniones por zoom se dice todo lo que hay que decir. En algunos casos son muy duras, como si fueran a cara. No queda nada por decir, así que la modalidad es efectiva", explicó el gerente de esa empresa, que pidió la reserva de su nombre.

Muchos aún no se sienten cómodos con el teletrabajo.

Respecto a esto, dijo que de todos modos están revisando los puestos de trabajo para cuando se planifique la vuelta, aunque aún no está definido cuando ocurrirá eso. Una posibilidad es que algunos vuelvan a la oficina, y que otros sigan trabajando desde su casa para evitar el alborto de gente.

Por su parte, el gerente general de una empresa dedicada a la producción de pegamentos de tipo industrial indicó a este sitio que quienes trabajan en la planta ya volvieron a las tareas con un riguroso protocolo, pero no así quienes se desempeñan en el sector de administración.

"Son unas 30 personas en total y se ha trabajado de la mejor manera hasta ahora. Así que estamos pensando seriamente en si vale la pena trabajar en la oficina o seguir con esta modalidad, que dio tan buen resultado", indicó el CEO de la empresa, quien pidió no publicar su identidad. 

Por esto mismo, una de las posibilidades que se barajan es alquilar espacios de trabajo para las ocasiones en que haga falta o cuando se deba realizar alguna reunión por un motivo específico.

De de la misma manera, Guillermo Dilling, actual Jefe de transporte y Calidad de una empresa de distribución, explicó que luego de haber estado varias semanas sin ir a la oficina, ahora resolvieron trabajar de manera intercalada, por lo que los trabajadores asisten algunos días y otros no.

Muchos trabajadores valoran hacer sus tareas desde su casa.

"En la semana vamos dos o tres veces a fin de no acumular mucha gente en el ámbito de trabajo. Si hay alguna emergencia que necesitamos ir, avisamos y las personas que ese día ya están en la oficina tratan de no compartir espacio y estar alejados", indicó.

Respecto al teletrabajo, dijo que le resultó una experiencia donde no se sintió del todo cómodo, porque a pesar de que no precisó prepararse temprano para ir trabajar y pudo manejar sus tiempos, en ocasiones necesitó documentos que estaban en la empresa, lo que complicó su labor. "La mayoría de las cosas las pude hacer, pero pienso que por ahora no es la mejor opción el teletrabajo, sino que me sigue convenciendo ir a la oficina", aclaró.

Además, manifestó que vio de cerca el efecto del coronavirus, porque uno de sus compañeros dio positivo. "Yo estuve compartiendo con él una jornada de trabajo, y eso hizo que yo esté con una angustia importante por el posible contagio a mi familia hasta tanto se hicieron los chequeos. Hasta que no pasaron los 14 días no estuve tranquilo, y eso fue muy estresante", reveló.

Julieta Paladino es contadora y trabaja junto a su padre en el estudio que ambos llevan adelante. Por la llegada de la pandemia, la oficina debió cerrarse, y hasta el día de hoy, los dos continúan con sus tareas desde el hogar.

El teletrabajo será regulado a partir de la ley.

"A mi particularmente no me gusta mucho el telebrajo, porque la realidad es que tenemos un desorden con los horarios. Antes como teníamos un espacio para la actividad laboral, se sabía que entrabas a una hora y terminabas en otra, y ahora no. Arrancás a cualquier horas y terminás tarde, porque a veces son las 11 de la noche y yo sigo haciendo presentaciones. El horario se distorsionó totalmente y los clientes mismos, que antes llamaban en los horarios estipulados, capaz que ahora nos llaman sábados y domingos", reveló.

Del mismo modo, dijo que a veces enfrentar situaciones de desorganización, ya que todos los papeles y las carpetas al principio estaban en la oficina, lo que hizo que el trabajo resultara caóticos porque debían ir buscando de a poco las carpetas, el archivo y las claves.

Respecto a la pandemia, explico que para ella ir a trabajar es un riesgo, y para su papá también porque es mayor de 60 años. "Nosotros estábamos habilitados desde este lunes para trabajar, todavía no volvimos, pero más que nada por una cuestión de protocolo, porque hay que comprar una mampara para poner sobre el escritorio y hay que comprar alcohol en gel y cosas para desinfectar, entonces no abrimos por un lado por eso, y por el otro lado, nosotros antes atendíamos sin turno, era por orden de llegada, y ahora la idea es atender por turno por una cuestión de precaución para ambas partes. No es que tenemos miedo, pero sí estamos pensando las medidas para poder protegernos lo mejor posible", cerró.

Muchas empresas mantemdrán el teletrabajo tras la pandemia.

Cómo seguirá el teletrabajo luego de pandemia

Según un relevamiento realizado en las últimas semanas por Apex America en compañías de la Argentina, Chile y Colombia, el 93% de las empresas logró mantener o mejorar sus resultados con el teletrabajo, lo que hace que proyecten conservar y mejorar su modalidad remota. Además, el estudio también indica que el 47% de las empresas sostendrá esta forma de trabajo post pandemia de coronavirus.

Por su parte, un 80% de los encuestados consideró buena la experiencia de home office; 56,8% dijo haber tardado un día en adaptarse, mientras que el 22,7% necesitó entre dos y tres jornadas laborales; y un 9,1% de los colaboradores aún no se siente adaptado a esta modalidad.

Además, dijeron que las complicaciones previsibles más comunes son tres: conectividad, si bien un 77,5% considera que su conexión a Internet es buena, fue uno de los motivos de estrés o incertidumbre más frecuentes al inicio de la experiencia; seguido del correcto funcionamiento de llamadas y la usabilidad de los sistemas.

Temas

  • Videollamada
  • Trabajadores
  • Empresa
  • Teletrabajo
  • Aprobación
  • Senado Nacional

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios