Secciones
Medio oriente

Tras un operativo militar de EE.UU en Siria, el líder de ISIS se hizo explotar antes de ser capturado

El presidente Joe Biden indicó que Abu Ibrahim al-Hashimi al-Quraishi fue “removido del campo del batalla”, tras la incursión de las fuerzas norteamericanas en el noroeste del país. El líder terrorista se hizo explotar.

Un operativo de las fuerzas especiales estadounidenses en el noroeste de Siria mató este jueves por la mañana al principal líder del grupo terrorista ISIS o el también autodenominado Estado Islámico, Abu Ibrahim al-Hashimi al-Quraishi.

"Anoche, bajo mi dirección, las fuerzas militares estadounidenses en el noroeste de Siria llevaron a cabo con éxito una operación antiterrorista para proteger al pueblo estadounidense y a nuestros aliados, y hacer del mundo un lugar más seguro", señaló el presidente Joe Biden en un comunicado.

Y agregó Biden: "Gracias a la habilidad y valentía de nuestras Fuerzas Armadas, hemos sacado del campo de batalla a Abu Ibrahim al-Hashimi al-Quraishi, el líder de ISIS. Todos los estadounidenses que participaron en la operación regresaron sanos y salvos".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según detalló el gobierno, el líder terrorista se hizo explotar durante el operativo, con una bomba que llevaba consigo. 

Al Quraishi asumió el cargo al frente de Estado Islámico tras la muerte del anterior jefe del grupo yihadista, Abu Bakr al Baghdadi, en una operación similar llevada a cabo en octubre de 2019 por las fuerzas especiales en la provincia de Idlib, cerca de la frontera con Turquía.

Además, Biden dijo que se dirigiría al pueblo estadounidense más tarde para aportar mayores precisiones.

Amir Muhammad Sa’id Abdal-Rahman al-Mawla, quien se cree que sería otra identidad de Al Hashemi, en una imagen divulgada por el FBI

Más temprano, la AFP reportó que fuerzas especiales de Estados Unidos volaron en helicóptero a una región del noroeste de Siria en una operación para capturar a yihadistas. Tal operativo habría dejado 13 muertos, entre ellos siete civiles según una organización no gubernamental local.

Sobre este operativos, se sabe que los militares aterrizaron en helicóptero cerca de campamentos de desplazados en la ciudad de Atme, en la región de Idlib, controlada en gran parte por grupos yihadistas y rebeldes, según afirmó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

Antes de conocerse el resultado de la operación, el director del OSDH, Rami Abdel Rahman, indicó que se trató de la mayor operación de las fuerzas estadounidenses en Siria desde la muerte en octubre de 2019 de Abu Bakr Al Baghdadi. 

“Al menos 13 personas, entre ellas cuatro niños y tres mujeres, murieron en la operación”, dijo Abdel Rahman.

Según periodistas de la AFP en el lugar, la operación estadounidense tenía como objetivo un edificio de dos plantas en una zona rodeada de árboles. Parte del edificio fue destruido y se veían rastros de sangre.

Por su parte, el Pentágono dio a conocer en un comunicado que "las fuerzas especiales estadounidenses bajo la dirección del Mando Central de Estados Unidos (que gestiona las operaciones en la región) llevaron a cabo una misión antiterrorista durante la noche en el noroeste de Siria".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!