Secciones
Donación

Trasplante de córnea: cuánto afecta la suspensión de vuelos y por qué los tejidos no se pierden

En la Argentina hay 2400 personas en lista de espera.

Debido a la nueva variante de coronavirus Delta, más agresiva y peligrosa, el Gobierno resolvió la suspensión de cierta cantidad de vuelos y la reducción de pasajeros que pueden llegar por día a la Argentina desde el exterior.

Esta decisión generó enormes críticas y una serie de debates, el cual también se trasladó a las redes sociales donde, por ejemplo, este miércoles Roger Zaldivar, el director científico del reconocido centro oftalmológico Instituto Zaldivar, aseguró que por la cancelación de vuelos, se perdieron "cinco córneas de donantes provenientes de USA".

Ante la cantidad de respuestas que tuvo ese tweet, y por la controversia que generó la situación, muchos atacaron al Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), por lo proveer aviones para casos de ese estilo. Además, entre otras cosas, se cuestionó el hecho de suspender vuelos que tienen que ver con temas de salud, como lo es un trasplante.

"Mi único objetivo fue visibilizar la situación que afecta a pacientes argentinos por una cuestión meramente logística. Quiero aclarar enfáticamente que el @incucaioficial no tiene nada que ver con el proceso logístico fuera de Argentina. Trabajamos sinérgicamente desde hace muchos años y apreciamos mucho su trabajo #VarianteDelta", aclaró hoy por su parte Roger Zaldivar, ante la magnitud del caso.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En comunicación con BigBang, Carlos Soratti, actual presidente del INCUCAI, explicó en primer lugar que en la Argentina es posible importar tejido corneal para trasplante, un proceso que se hace muy seguido, pero que siempre es fiscalizado y controlado por el instituto.

"Las normas establecen que cuando un oftalmólogo ofrece la posibilidad de hacer un trasplante de córnea de un banco de Estados Unidos, que es de donde generalmente se consigue, se debe presentar un formulario por parte del INCUCAI, y es el oftalmólogo el que gestiona ante el banco el envío de la córneas. La institución tiene entonces que informar el número de vuelo en que vienen, el aeropuerto al que llegan y la hora, para que se emita una autorización para recibir ese tejido en el aeropuerto", explicó Soratti.

Cuando la persona del equipo designada para recibir el trasplante, obtiene las córneas, debe ir enseguida al INCUCAI, donde se verificará que el tejido sea justamente el autorizado a entrar al país, y por otro lado, se chequea una serie de documentación que tiene que estar disponible. Hoy en día, por la pandemia del coronavirus, además se le exige una constancia de un test PCR negativo al donante.

En este sentido, el presidente del INCUCAI resaltó que el instituto no realiza la gestión entre el oftalmólogo y el banco de tejidos, sino que únicamente la controla.

Respecto al tweet que indicaba la pérdida de córneas por la suspensión de vuelos, Soratti mencionó que en realidad estas cosas suceden más de lo que se cree, incluso cuanso se trata de traslados dentro de la propia Argentina.

"Cuando un banco obtiene una cornea de un donante fallecido, miden la celularidad que tiene, la estudian desde el punto de vista bacteriológico, la conservan en un medio de conservación en una temperaruta, y eso no dura horas, sino días. No se pierden las córneas, vuelven y se reprograma el envío. Estas cosas son así, incluso en nuestro país, cuando se envía tejido de una provincia lejana, se envía de forma aérea, cumpliendo los requisitos internacionales para el transporte aéreo del tejido humano. Si se cancela el vuelo, vuelve a la heladera, y en dos días se vuelve a mandar", indicó.

De hecho, comentó que esta misma madrugada llegó al país una córnea debido a que su vuelvo antes había sido cancelado, por lo que se lo tuvo que reprogramar.

Respecto al vuelo que traía las cinco córneas de las que hablaron desde el Instituto Zaldivar, Soratti mencionó que el INCUCAI no estaba enterado de que había ningún tejido despachado en viaje. "Sospechamos que las córneas no fueron despachadas directamente. No tuvimos ninguna otra comunicación con el instituto Zaldivar, pero en los registros del Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplante de la República Argentina consta la gestión de este trasplante", dijo en referencia a que probablemente ese tejido nunca salió del exterior por la suspensión del vuelo, y que seguramente próximamente llegue.

Trasplante de córnea, en números

Durante el 2019, antes de la pandemia, la Argentina tuvo la mayor cantidad de trasplantes de órganos y tejidos. Incluso, siempre ha existido en nuestro país la posibilidad de hacer trasplantes de córneas de pacientes fallecidos, aunque hoy en día la lista de espera es larga.

De hecho, ese año se han realizado 2010 trasplantes de córneas a través de un proceso de donación, y solo el 16% de esos tejidos vinieron de afuera.

"Son muchas las enfermedades oculares que opacan la córnea e impiden la visibilidad. En nuestro país, el acceso a la indicación de trasplante de córnea es muy amplio. Hoy en día hay 2400 personas esperando un trasplante, y por eso el gran desafió es poder dar respuesta, y eso significa desarrollar un programa para la obtención de córneas de personas que fallecen y desarrollar equipos, lo que seguramente nos va a permitir seguir incrementando la posibilidad de donar dentro del país y no importar", cerró Soratti.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!