Secciones
Actualidad

Tristeza: una argentina murió en Tailandia en un “bautismo” de buceo

Había contratado la actividad con una escuela. Apuntan al instructor, también argentino.

Una turista argentina murió tras perderse durante su "bautismo" de buceo. Ocurrió en la isla de Kho Tao, un popular destino del sur de Tailandia. Se llamaba Rocío Leticia Gómez, tenía 39 años y era la primera vez que bucea en el mar. 


Rocío Gómez tenía 39 años.

Había contratado la actividad con una amiga. Se sumergió el 17 de diciembre junto a otro turista, una buceadora avanzada y el instructor. La familia solicita que se investigue su muerte y el cumplimiento del acompañamiento del instructor, Nahuel Oscar, también argentino. 

La escuela emitió un extenso comunicado en Facebook en el que alega que "se cumplieron todos los estándares de seguridad y profesionalidad" y aseguraron que la víctima se extravió en una inmersión.

Según explicaron sus allegados, a Rocío la encontró otro buceador a unos 6 metros de profundidad y sin el regulador para respirar en la boca. Luego de ayudarla a emerger, le realizaron los primeros auxilios en el barco con ayuda de dos alumnos que casualmente eran médicos. Después la trasladaron al hospital de la isla de Koh Samui, cercana a Koh Tao, y luego fue derivada a otra institución en Bangkok, capital de Tailandia, donde falleció el 21 de diciembre. 

La turista no había realizado antes esa actividad.

La Policía de Koh Tao están investigando qué ocurrió cuando Rocío participaba en su primer día de instrucción en la popular escuela de buceo Pura Vida, con varias sedes en distintas islas de Tailandia. 

"Se cumplieron todos los estándares de seguridad y profesionalidad y los testigos exculpan al instructor del suceso", indicó Pura Vida en Facebook. La escuela de buceo refirió que recibió premios a la calidad y que por sus clases pasaron más de 50.000 buceadores en los últimos 7 años.

Temas

  • argentina
  • Buceo
  • tailandia
  • Pura Vida
  • Kho Tao

Comentarios