Secciones
Actualidad

Un estudio demostró que los "antivacunas" son más propensos a la hospitalización y a la muerte por COVID

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) señalan que las vacunas ayudan a prevenir los casos graves de COVID-19 y las muertes con o sin refuerzo.

El Ministerio de Salud de la Nación dio a conocer este miércoles que los adolescentes de entre 12 a 17 años ya pueden aplicarse la dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19. La medida ya fue tomada por Córdoba, Neuquén y San Juan  desde ayer, 1 de febrero, y a la brevedad se sumarán otras jurisdicciones como la provincia de Buenos Aires, que hoy comenzó a enviar los turnos, y Mendoza que habilitará la vacunación desde este mismo jueves.

Bajo este panorama, la directora de la Unidad Genómica y Bioinformática del Instituto Anlis-Malbrán, Josefina Campos, advirtió que la variante Ómicron sub-linaje BA.2 del coronavirus podría tener una "mayor transmisibilidad", pero aclaró que las personas con el esquema completo de vacunación están cubiertas frente a estas variantes. "Dentro de la variante de Ómicron existen familias de distintos linajes, esta es una de ellas, que la estamos observando con cuidado porque en algunos países del mundo está empezando a tomar predominancia, y algunos estudios indican que podría tener un índice de mayor transmisibilidad",  sostuvo la especialista.

Sin embargo, consideró que "no es algo para preocuparse porque un estudio reciente del Reino Unido señala que el esquema de vacunación completa, más el refuerzo, proveería de la respuesta inmune para estas dos subvarientes, es decir, tanto la BA.1 como la BA.2". En cuanto a la vigilancia genómica que viene realizando el Instituto Anlis-Malbrán, monitoreando las variaciones que tiene la Ómicron, indicó que "es un virus nuevo, no hay fecha específica de vencimiento". Frente a este escenario, la bioquímica hizo hincapié en que "al surgimiento de las variantes es importante continuar con la campaña de vacunación, y seguir cuidándonos con las medidas que todos conocemos".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Lo cierto es que en las últimas horas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) publicaron un informe en el que señalan que las vacunas contra el coronavirus ayudan a prevenir los casos graves de COVID-19 y las muertes. Dicho estudio sostiene que aquellas personas que accedieron al esquema de vacunación completo, sumado a la dosis de refuerzo, tuvieron una mayor protección contra la infección y la hospitalización. De hecho, desde el CDC sostiene que las personas que se aplicaron una única dosis de la vacuna de Johnson & Johnson o dos dosis de Pfizer o Moderna lograron sortear la enfermedad sin mayores riesgos.

 

Este estudio se basó en la evolución de los adultos del condado de Los Ángeles, en California, que se contagiaron con COVID-19 entre noviembre de 2021 y enero de 2022. A principios de diciembre, las personas no vacunadas tenían una tasa de infección 4 veces mayor y una tasa de hospitalización 13 veces mayor que la de quienes habían recibido la pauta completa de la vacuna.  Sin embargo, en comparación con las personas que habían recibido una tercera dosis, los no vacunados tuvieron una tasa de infección 12 veces mayor y una tasa de hospitalización 83 veces mayor en medio de la llegada de la variante Delta en la región.

Luego, con la aparición de la variante Ómicron, las personas no vacunadas tenían el doble de la tasa de infección y 5 veces la tasa de hospitalización frente a los que estaban totalmente vacunados sin refuerzos. Pero casi 4 veces la tasa de infección y 23 veces la tasa de hospitalización frente a los que habían recibido una inyección de refuerzo. Actualmente a nivel mundial, ya hubo 382 millones de casos de COVID-19 positivo y 5,69 millones de muertes desde que inició la pandemia. En Argentina,  el total de casos positivos desde el comienzo de la pandemia se elevó a 8.472.848 en las últimas 24 horas, mientras que las víctimas fatales ya suman 121.834.

 

De esta manera, los investigadores de los CDC precisaron que las vacunas contra la COVID-19 "son eficaces para prevenir la infección por el SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, así como los resultados graves asociados con la COVID-19 en condiciones del mundo real. Los riesgos de infección por SARS-CoV-2 y hospitalización asociada con COVID-19 son menores entre las personas completamente vacunadas que entre las personas no vacunadas; esta reducción es aún más pronunciada entre quienes han recibido dosis adicionales o de refuerzo (boosters)", aunque aclararon que la variante B.1.1.529 (Ómicron) se propaga "más rápidamente que las variantes anteriores del SARS-CoV-2".

Dicho esto, los estudios de  los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos sugieren "que la gravedad de la enfermedad es menor para Ómicron en comparación con la asociada con la variante B.1.617.2 (Delta); pero el alto volumen de infecciones está poniendo a prueba el sistema de atención de la salud más que en oleadas anteriores”. 

El informe realizado en Los Ángeles, detalla que los no vacunados tiene tenían más probabilidades de concurrir a las unidades de cuidados intensivos (UCI), la intubación para ventilación mecánica y la muerte que las personas completamente vacunadas con o sin la dosis de refuerzo. “Estar al día con la vacunación es fundamental para protegerse contra la infección por SARS-CoV-2 y la hospitalización asociada la admisión a las unidades de cuidados intensivos (UCI), la intubación para ventilación mecánica y la muerte fueron más probables entre las personas no vacunadas que entre las personas completamente vacunadas sin o con un refuerzo”, manifestaron. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!