Secciones
Cuestión de fe

Un santo de jean y zapatillas: murió hace 14 años, su cuerpo está intacto, dicen que hizo un milagro y será beatificado

Entre otras cosas, a Carlo Acutis se le atribuye un milagro que fue realizado en el 2013.

Carlo Acutis murió en 2006, cuando tenía tan solo 14 años, a causa de una leucemia fulminante. Durante su corta pero intensa vida, el joven italiano se dedicó a ayudar a los necesitados y a llevar la palabra de Dios a través de internet.

Por sus obras, entre ellas la curación de un niño brasileño enfermo, Acutis será beatificado. Con la intención de llevar a cabo este acto, se procedió a la apertura de la bóveda en el Santuario de la Expoliación de Asís, donde se pudo ver que su cuerpo permanece intacto, como si el tiempo no hubiese pasado.

El cuerpo de Carlo Acutis se encuentra en perfecto estado.

Acutis nació el 3 de mayo de 1991, en Londres, ciudad en la que vivió temporalmente junto a sus padres, Antonia Salzano y Andrea Acutis, ambos originarios de Milán. A sus seis meses de vida, la familia se instaló en Italia, y con apenas tres años, Carlo ya le pedí a su madre que lo llevara a la Iglesia para "saludar a Jesús”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Aunque ellos no eran sumamente religiosos, de hecho su mamá dijo que fue a una Iglesia solo tres veces en su vida. Lo cierto es que con apenas 7 años, el niño le pidió a sus papás que lo ayudaran a tomar la Primera Comunión.

Durante su vida, el joven se dedicó a ayudar a los necesitados. Además de haber sido voluntario en varios comedores, se hizo conocido como “el ciberapóstol de la Eucaristía”, ya que se dedicó al catecismo de manera presencial, pero también de modo virtual.

A los 14 años, realizó una exposición sobre los milagros eucarísticos en el mundo, con una recopilación de 136 hechos. De ese modo, buscaba llevar la palabra de Dios a través de la tecnología, no solo para grandes sino también para chicos.

Acutis fue muy devoto durante toda su vida.

Aunque su vida era normal, tres meses antes de morir y antes de saber que estaba enfermo, predijo su fallecimiento y el momento quedó inmortalizado en un video grabado por él mismo, donde se lo puede ver anunciando su triste final pero con una sonrisa en sus labios.

A principios de octubre de 2006, comenzó a sentirse muy mal y fue hospitalizado de urgencia. Apenas entró al centro médico, miró a su madre y le dijo: “De aquí, no salgo más”, algo que se cumplió porque los médicos lo diagnosticaron con una leucemia terminal.

Más allá de estos primeros indicios, Carlo va en camino de ser honrado con culto, ya que el 12 de octubre de 2013, justo el día en que se cumplía el séptimo aniversario de su muerte, se produjo un milagro por el que ahora será beatificado. 

Un niño brasileño que padecía de páncreas anular, una enfermedad irreversible y mortal, asistió junto a su abuelo a una misa en la capilla de Nuestra Señora Aparecida, ubicada en Campo Grande de Mato Grosso del Sur. Durante la ceremonia, se exhibió una reliquia de Carlo (un pequeño trozo de tela de su ropa) y el pequeño le preguntó a su abuelo qué debía hacer. El hombre le respondió que pidiera “dejar de vomitar” y su nieto repitió esas palabras. Desde entonces, nunca más volvió a hacerlo y los médicos aseguran que se curó por completo.

La madre de Carlo dice que lo encontró igual que antes de morir.

Ese mismo año en que ocurrió la sanación del niño, se inició el proceso de canonización en la Arquidiócesis de Milán y el 5 de julio de 2018, el Papa Francisco declaró a Carlo Acutis como Venerable Siervo de Dios. 

Por esto mismo, en los últimos días su tumba fue abierta después de la misa que presidió en su memoria el Obispo de Asís, Monseñor Domenico Sorrentino. En declaraciones a la prensa italiana, su madre dijo que estuvo presente en ese momento, y que cuando lo volvió a ver, allí estaba su hijo que medía 1,82 metros, que  tenía la piel apenas más oscura y aún conservaba su cabello negro rizado.

Las imágenes del cuerpo de Carlo impactaron y llamaron la atención en las redes sociales, ya que el cadáver se encuentra íntegro y se asegura que se mantiene incorrupto, a pesar de los casi 14 años que pasaron después de su deceso.

Sobre esto, el rector del Santuario del Despojo en Asís, Padre Carlos Acácio Gonçalves Ferreira, dijo en declaraciones a la Agencia Católica de Informaciones (ACI Prensa) que el cuerpo “se encuentra en un estado muy íntegro, no intacto, pero íntegro", y que además "conserva todos los órganos”. 

“Se hicieron trabajos sobre el rostro, y es bonito que por primera vez en la historia se pueda ver a un santo vestido con pantalones jeans, zapatillas de deporte y sudadera. Eso es un gran mensaje. Podemos sentir su santidad no como una cosa lejana, sino como algo al alcance de todos, porque el Señor es Señor de todos”, sumó.

Por su parte, el Obispo Domenico Sorrentino afirmó que el cuerpo fue tratado con técnicas de conservación y de integración, que son usualmente practicadas para exponer con dignidad a los beatos y santos.

El corazón del joven será exhibido como reliquia en la Basílica Papal de San Francisco de Asís, y el próximo sábado 10 de octubre a las 16 horas se llevará a cabo la ceremonia en Asís, que estaba prevista para los primeros meses del año, pero que tuvo que ser aplazada por la pandemia. Su tumba permanecerá abierta y sus restos estarán visibles hasta el 17 de octubre, con el objetivo de evitar aglomeraciones durante el día de su beatificación.

Temas

  • historia
  • Cuerpo
  • murio
  • 14 años
  • adolescente
  • Intacto
  • Beatificado

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios