Secciones
Actualidad

Una buena: la conclusión de Oxford sobre los posibles efectos adversos que frenaron la vacuna

Concluyeron que es "poco probable" que la enfermedad que contrajo una de las voluntarias esté vinculada al ensayo clínico.

¡Una buena! La Universidad de Oxford publicó un comunicado oficial en el que habló de la investigación que se llevó adelante sobre los posibles efectos adversos que frenaron el pasado seis de septiembre el ensayo clínico de la potencial vacuna para el Covid-19.

"Después de una revisión independiente, se consideró poco probable que estas enfermedades estuvieran asociadas con la vacuna o no hay pruebas suficientes para decir con certeza que las enfermedades estaban relacionadas con la vacuna", precisó el documento.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Cabe recordar que los ensayos se suspendieron, después de que un paciente británico desarrollara un desorden inflamatorio espinal. El New York Times fue el único medio que confirmó que las "reacciones adversas" que frenaron el estudio clínico son, en realidad, una enfermedad conocida como "mielitis transversa". El diario estadounidense aclaró que la aparición de la misma en uno de los 30 mil voluntarios no es indicador de que haya sido como consecuencia de la recepción de la dosis experimental.

"A menudo daña el material aislante que cubre las fibras de las células nerviosas e interrumpe los mensajes que los nervios de la médula espinal envían a todo el cuerpo. Esto puede causar dolor, debilidad muscular, parálisis, problemas sensoriales o disfunción de la vejiga y del intestinto", explican desde la Clínica Mayo de Estados Unidos.

Los síntomas que detalla la Clínica Mayo son:

  • Dolor agudo en la parte baja de la espalda, piernas o brazos; también en pecho y abdomen.
  • Debilidad en los brazos o en las piernas.
  • Problemas de vejiga e intestinos.
  • Sensaciones como entumecimiento, hormigueo, frío y ardor extremos.

Desde el Gobierno británico aclararon en su momento que no es la primera vez que el ensayo se suspende y llevaron tranquilidad: "Hubo una pausa antes del verano (boreal) y eso se resolvió sin problemas". En efecto, el ensayo se retomó de forma oficial el 12 de septiembre.

Aunque en un principio se había especulado con la posibilidad de que la vacuna pudiera ser distribuida entre septiembre y octubre de este año, un enfermero español que participó como voluntario de los ensayos clínicos de la Universidad de Oxford, identificado como Joan Pons, aseguró que la fecha estimada para el anuncio es el tres de noviembre.

Adrian Hill, director del Oxford Jenner Institud, rarificó la información en el ciclo sobre coronavirus organizado por la Sociedad española de Reumatología: "Si todo va bien, tendremos los resultados de los ensayos clínicos en agosto/septiembre. Teniendo en cuenta que estamos fabricando en paralelo, estaremos listos para entregar (las dosis) a partir de octubre".

Temas

  • Vacuna
  • Coronavirus
  • COVID-19
  • Oxford

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios