Secciones
Me gusta el arte

Una mamá logró que borraran de Internet un video por el que cargaban a su hijo

El video se viralizó en la web con la fuerza de un río. Se trata de una simple entrevista para un canal de Bahía Blanca en la que le preguntan a un nene de 12 años qué le gusta hacer. El chico responde con la inocencia de un chico. “Me gusta el arte. Me gusta Liniers”. Esa nota televisiva fue subida a la web y se difundió. Durante unos meses fue la comidilla de la “Patria twittera”. Es decir, adultos que comenzaron a burlarse por el tono de voz, la dicción y los gustos del chico, tan inocentes como el collage, las historietas, leer y el arte. Al fin, Google (dueño del contenido que se publica en sus páginas) lo dio de baja a pedido de un organismo bonaerense. 


Juan Sánchez y su mamá, Gladys, en Bahía Blanca. Fuente: Diario Clarín.

Pero no fue nada sencillo. Memes, chistes, cargadas y hasta remix con las respuestas de Juan Sánchez (así se llama el chico) comenzaron a circular. Su madre, Gladys Schroeder, que trabaja de preceptora en un colegio bahiense, comenzó una peregrinación de dos meses para lograr cancelar ese video que tanto daño le hizo a ella y a su familia. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
Uno de los tantos memes que se hicieron para burlar a Juancito y su frase célebre. 

“En Facebook, sólo actúan ante una amenaza concreta. Otros sitios me dijeron que como cobran por cada clic no los iban a bajar”, le dijo la mujer a Clarín sobre las batallas que perdió hasta que llegó a la oficina local de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires. “Es maravilloso lo que hicieron y un gran alivio”. Desde el organismo aclaran que intercedieron porque había un menor que estaba sufiendo. 

La mamá de Juan cuenta que el chico se convirtió en una especie de celebridad también en la calle, donde lo paran para sacarse fotos y pedirle autógrafos. Incluso hicieron un mural con su cara y frase célebre “Me gusta el arte” y sus compañeros lo grabaron en el recreo y subieron -otra vez- el video a la web. Atento a este bullying virtual que sufrió Juan, el dibujante Liniers lo visitó en su casa de Bahía Blanca para repudiar el accionar agresivo de los usuarios de redes sociales. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!