Secciones
Actualidad

Volver al deporte tras el Covid: exámenes y las recomendaciones de los médicos

Reportaje con el Dr. Jorge Franchella, especialista en medicina deportiva, del Hospital de Clínicas. 

Falta menos para volver a la normalidad. Aunque la pandemia de coronavirus no llegó a su fin, las etapas más duras de la cuarentena quedaron en el pasado y, poco a poco, muchas personas comienzan ahora a retomar la actividad física. 

Ya sea en bicicleta, al trote, arriba de unos patines o, directamente, con una caminata, la vuelta al deporte debe ser gradual. En especial para aquellos que estuvieron infectados de COVID-19, quienes no sólo debe realizarse los respectivos chequeos médicos sino también emprender un plan.

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

A poco del Congreso de Medicina Interna del Hospital de Clínicas que se realizará los días 24 y 25 de septiembre, y donde dará una charla sobre esos temas, el doctor Jorge Franchella, médico deportólogo y cardiólogo, charló con BigBang sobre los consejos para regresar a hacer deporte.

“Luego de recibir el alta médica por COVID, es recomendable ir de a poco”, comienza el director del Programa de Actividad Física para la Salud y el Deporte del Hospital de Clínicas. Y sigue: “El ejercicio recomendado es la bicicleta porque no requiere soportar el mismo peso del cuerpo. Cualquier actividad que nos permita hablar es el punto aeróbico ideal para comenzar con el ejercicio”.

 


-¿Qué cuestiones se deben tener en cuenta para retomar la actividad física?

-Se debe tener en cuenta, para iniciar o retomar el ejercicio, qué actividades hacíamos antes de la pandemia, cuales se pudieron hacer en la cuarentena y cuales son las que se piensan retomar ya que es necesario adecuar esas actividades a cada persona. Lo importante es estar atento a factores como el sobrepeso, hipertensión arterial, colesterol alto o enfermedades cardiovasculares por lo que resulta fundamental la consulta con el especialista.

-¿Qué otros consejos le da a sus pacientes?

-Primero hacerle recordar a la gente que es importante hacer actividad dentro de las casas también. Dentro de las posibilidades de cada uno. Por ejemplo, puedo ser caminar. Pero se puede tener en cuenta también el hecho de bailar. ¿Por qué? Porque es algo sencillo, práctico y se puede usar un ritmo que permite moverse, con una cadencia que lo lleva y un tiempo. Entonces así se puede crear estímulos de tres o cuatro minutos, sobre todo con ritmos que se adecuen a cada uno, a la edad, o al estado de actividad previa. Y también al gusto. Si ya pensamos en salir, hay dos cosas que recordar: Todas las precauciones ya están dichas. Por otra parte, hay que recordar que si salimos a caminar, hay que mantener dos metros de distancia; si vamos trotando, la distancia tiene que ser de cinco metros; y si vamos en bicicleta, más o menos, unos 20 metros para evitar los contagios de COVID. Podemos ir de a dos, paralelos y tratando de no girar la cabeza para no hacer el spray con la saliva por la forma en que respiramos. Y el último consejo es que tenemos que tener un examen de salud. 

 

-Eso es muy importante.

-Sin dudas. Dar el alta epidemiológica significa que pasaron los días que se calcula que ya no contagiás pero es muy adecuado tener un examen básico de salud que lo puede hacer el médico de familia del barrio, el médico de cabecera. Ahí puede hacer un interrogatorio y luego un examen básico que hacemos los médicos que auscultamos los pulmones, el corazón… sería muy interesante hacer un electrocardiograma, análisis de sangre y orina. A partir de ahí está el alta clínica. Por último, hacerse un ergometría, es decir una prueba de esfuerzo, es algo fundamental porque el médico ve cómo estoy en el momento del ejercicio que no vengo haciendo, qué intensidad se puede tener y demás. 

 

-Durante este tiempo hay alguno factores como el aumento de peso por falta de ejercicio, ¿qué es lo recomendable para esas personas?

-Lo primero es que cada persona se dé cuenta que las cosas en este período pueden haber cambiado. Es bastante razonable que la gente puede haber ingerido comida y no la gastó porque no tuvo que desplazarse, o que de pronto haya cosas que cambiaron. El simple hecho de salir para ir a un trabajo o otro lado, tomar el colectivo, pone en acción a las personas. Eso cambió. Entonces hay que ir de a poco. Para aquellas personas que eran activas de antes también debe ser gradual. Ellos deben fijarse cuánto de esa actividad sigue igual o cuánto de eso perdieron un poco. Y que verifique si puede volver a la misma intensidad. Para eso recordemos lo que sucedió cuando permitieron el running en la Ciudad, salieron todos a correr como si no hubiera pasado nada, y hubo lesiones de todo tipo. Entonces hay que volver gradualmente y que el cuerpo se vuelva a acostumbrar a la actividad. 

 

-Es fundamental ser consciente de lo que el cuerpo puede dar, ¿no?

-Exacto. Hay una palabra que usamos que es “competir”. Cuanto más activo sos, más se acerca a la competencia. No hablo del alto rendimiento. Pero competir, hace que yo quiera ganarle a otro, y en ese ámbito, no controlo el esfuerzo, no me doy cuenta. Entonces hablamos de sedentario, hablamos del activo y hablamos del competitivo. Ahora volver a competir hay que tenerlo en cuenta. Si bien es cierto que desde los dos lados donde se compita, en singles de tenis o en un partido de fútbol pueden estar todos menos aptos, existen más posibilidades de que no estén controlando de la misma manera el esfuerzo. Si juego un partido de fútbol quiero llegar a la pelota. Y puede haber bastantes diferencias en los mismos equipos que hace dos años jugaban uno contra otro y eran parejos. Entonces el riesgo está en la forma de recuperación que tenga un grupo. 

 

-En Argentina, las estadísticas indican que entre el 60 y el 80% de la población es sedentaria. A eso se le sumó el trabajo en casa o home office, ¿qué recomienda en esos casos?

-Sí. Es importante hablar del “sitting time” que es el tiempo que estamos sentados. Si estamos más de 8 horas sentados aumentan los riesgos en la salud por lo que se aconseja no pasar más de 60 minutos en dicha posición sin intervalos para estirar las piernas y caminar un poco. En general se recomienda entre 150 y 300 minutos semanales de ejercicio moderado.

 

-¿Y en cuánto a los niños y las niñas?

-En cuanto a los chicos, la falta de actividad física los lleva al sobrepeso que los excluye de muchas actividades recreativas y predisponen a otro tipo de enfermedades como la diabetes y a problemas en la postura. Por eso es fundamental el deporte para los niños y las niñas. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!