Secciones
Actualidad

"Zulemita me bajó de un auto a trompadas y le pegó a mi bebé": dura denuncia de Antonella Menem

La nieta del difunto ex senador siempre acusó a su tía de haber sido el principal obstáculo para que pudiera tener una relación con su abuelo. 

La relación tirante entre Antonella -la hija del fallecido Carlos Menen Jr- Zulemita Menem no es nueva. Desde hace años acusa a su tía de haber sido el principal obstáculo para que pudiera mantener una relación con su abuelo, el fallecido ex presidente, Carlos Saúl Menem. "Ahí la que manda y dice quién pude hablar o no, es mi tía Zulemita, siempre fue así. Nunca me aceptó", explicó.

Cabe recordar que Antonella fue una hija no reconocida de Carlos Jr, por lo que tuvo que acudir a la Justicia. "Mi papá se enteró de que yo existía cuando tenía 4 años, porque cuando mi mamá lo conoció a mi papá, mi abuelo era gobernador y cuando ella quedó embarazada nunca dijo nada porque los amigos y allegados de mi papá le decían que no diga nada porque iba a arruinar la carrera presidencial a mi abuelo", contó.

Y agregó: "Decían que, para ellos, no iba a quedar nada bien que saliera una hija del hijo del gobernador. Era como arruinarle la carrera para ser presidente y entonces mi mamá no dijo nada hasta que cumplí cuatro años. Ellos se conocieron en la Expo Rioja, ella era promotora, trabajaba ahí y tenían 19 años los dos. Cuando mi papá falleció, estaba por cumplir los siete años y me acuerdo que estaban pasando por la tele el accidente".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sobre aquel 15 de marzo de 1995, resaltó: "En ese momento, mucho no entendía porque no sabía bien lo que era un padre. No llegué a tener contacto porque lamentablemente cuando se enteró, le dijo a mis abuelos y se negaron porque era exactamente lo mismo: 'No te acerques a ella porque es arruinarle la carrera presidencial a tu papá´. Entonces él no se quiso acercar, pero muchos amigos de él decían que mi papá quería conocerme y que ni siquiera quería hacerse análisis porque decía que éramos iguales. Le llegaban fotos mías y decía que era él con pollera. Así que, sé que él sí quería reconocerme. Cuando decidió conocerme y hacerse cargo de mí, pasó lo que pasó".

En declaraciones televisivas, la nieta del ex presidente aseguró que no llegó a conocer a su padre y que eso significó "un dolor muy grande" en su vida. "Fue mi mamá la que me contó que había fallecido, me llevó a mi habitación, yo tenía un osos gigante, lo abracé y me dijo lo que había pasado. Me largué a llorar más que nada porque no entendía mucho. Fue muy difícil tramitar el apellido, imaginate que a los siete años se hizo el análisis con ellos y dio 99,9% de que yo era hija de Carlitos y el apellido recién me lo dieron a los 16 años. En el momento de la prueba estuvieron Zulema, Zulemita, mi abuelo (Carlos Saúl Menem) y Emir Yoma. De ambas partes se hicieron los análisis", detalló.

Además, aclaró que del lado de su tía "siempre pusieron trabas para darme el apellido con la excusa que tenían dudas de que fuera hija de Carlitos". "Cada vez que intentaba llamar a mi abuelo no le pasaban las llamadas, cambiaban los teléfonos y solo una vez, cuando estaba por cumplir los 15, mi abuelo pidió un teléfono para él y para mí. Fueron un par de llamadas y después no me pude comunicar más con él porque se lo sacaron. Ahí la que manda y dice quién pude hablar o no es mi tía Zulemita, siempre fue así. Nunca me aceptó, tuve un encuentro con ella que no duró más que un mes porque se enojó cuando me fui hasta La Rioja a ver a mi abuelo a escondidas", aseguró.

Y continuó: "Es constante (que la dejen mal parada a mi mamá), por eso nosotras salimos a defendernos. No porque queremos cámara, como dicen siempre, porque si realmente quisiéramos fama, muchos de los que están acá me conocen, siempre me oculté, no venía a los programas porque soy de muy bajo perfil y cuidó la imagen de mis hijos, más que nada porque yo lo viví. La pasé muy mal de chica con el tema de los medios y trato de ocultarme bastante". 

Días atrás, en diálogo con A la tarde, la joven de 31 años contó que tuvo "traumas psicológicos" y que empezó a sentir que era la culpable" del rechazo. Además, hizo una durísima acusación contra de Zulemita Menem: "Cuando yo tenía 19 años quise ver a mi abuelo por pedido de él, porque quería conocer a su primer bisnieto Dylan, mi hijo, que ya tiene 3 años. La cuestión es que se lo llevé a la puerta de la casa. Cuando toco el timbre de la casa, la empleada llama a la Policía...".

De acuerdo a su relato, la empleada le dijo que su abuelo no estaba en la casa y minutos después, se acercaron tres camionetas. "Yo me corrí con el auto porque estaba en la puerta del estacionamiento y ahí se bajó enfurecida Zulemita... Me bajó del auto a las trompadas. Me sacó del auto de los pelos, me pegó, le pegó a mi amiga, que se había metido a ayudarme. En un momento, se mete en el auto porque había arrancado la antena del auto y le pegó a mi hijo que tenia un año y medio". 

Según Antonella, el enojo de su tía es porque intentó tener un vínculo con el difunto senador "por fuera" del control de su hija mayor. "Me bajó del auto de los pelos, estando el nene encima mío. Me decía: '¿Qué hacés acá? Ya te dimos todo lo de tu papá, todo lo de Carlitos'. A mí me hubiera gustado tener a mi papá, no la plata. Recién a los 18 años pude administrar mis cosas, antes de eso había una jueza de por medio", señaló.

Antonella recibió como herencia deudas. "Tengo todas las pruebas, pero ellos no lo dicen. El departamento de mi papá, de la calle 11 de Septiembre, tenía una deuda de más de 400 mil pesos de expensas y servicios. Lo tuve que vender porque lo estaban rematando. Lo mismo pasó con un avión, que el motor estaba roto y estaba en un aeropuerto. Se debían 70 mil dólares del avión. Me complicaron, era chica y me dejaron un juicio con deudas".

"Cada camioneta tenía una deuda de 14 mil pesos. Tuve que vender todo, no me pude quedar con nada de mi papá porque todo tenía deudas. Por eso digo que me siento la despreciada de la familia. Zulemita es la más complicada. Cuando hablé con mi abuela tenía siete años y después nunca más la vi en mi vida", concluyó.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!