Comunidad

Un vecino indignado con la pobreza, el egoísmo y el hambre

Dice que es un Defensor del Pueblo "de facto".

por Hugo Orlando Olray

El hombre circula por las calles de Palermo vestido con un saco, una banda presidencial, un rosario y un minicomponente portátil en el que difunde canciones religiosas y los discursos del ex presidente Raúl Alfonsín. 

"La gente se está muriendo de hambre y políticos son lobos o ladrones", dijo el hombre.

"Estoy muy triste con todo lo que está pasando en este país. Basta de muertes evitables, por el hambre o la pobreza. Basta de corrupción. Basta de insensibilidad. Basta de inseguridad. Basta de jubilados pobres muriéndose de hambre", dijo el hombre.

La música y su alto tono de voz llamaron la atención de dos policías. Pero otro vecino los increpó: "¿Por qué no van a detener a los motrochorros en vez de meterse con este pobre hombre que sólo tiene sensibilidad?". Los policías se fueron. 

Y el hombre dwe la barra, el rosario y el bastón presidencial, se despidió con la histórica frase de Alfonsín:

"Con la Democracia se come, con la democracia se educa, con la democracia se cura"

Comentarios