Secciones
Ultimátum

¿Adiós a Sabrina Rojas? Amenaza de renuncia y reclamos

El Bailando por un sueño viene manteniendo un formato específico para que sus protagonistas salgan a escena. Ya sea porque con su sola presencia generan más rating, son más carismáticos o la agenda del día estuvo marcada por ellos, Barbie Vélez, Federico Bal, Pedro Alfonso o Charlotte Caniggia suelen ser los participantes que abren la pista.


Sabrina Rojas le recriminó a la producción su falta de tacto. 

Esto, por el lado de la producción de Ideas del Sur, tiene lógica. Son los más queridos u odiados por el público y generan audiencia cada vez que hablan. Todos están de acuerdo con esto, todos menos una participante: Sabrina Rojas. La mujer de Luciano Castro tuvo una larga reunión con los productores de ShowMatch, en la cual puso condiciones para seguir en el certamen.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

¿Qué le molesta a Rojas? El simple hecho de que sea siempre la última en salir a bailar. Según la modelo, su enojo se produjo cuando tenía que salir a escena este miércoles -día en que se graban los programas de los jueves y viernes- pero que por una cuestión de tiempos la pasaron para el programa siguiente.

“Prácticamente vengo dos o tres veces por ritmo. Vengo, me produzco y quedo afuera. Me viene pasando seguido. Yo sé que no es nada personal conmigo y si fuese soltera vengo mañana, pasado. Pero yo tengo dos hijos, me levanto a las 6.30 de la mañana, no soy soltera”, explicó Rojas ante las cámaras de Este es el Show.

A su vez, la modelo explicó que no es como Militta Bora, quien se “levanta a las 2 de la tarde” y es puro rock and roll. “Yo llego a casa y me da vergüenza decirle a Luciano (Castro) que no bailé. Es toda una movida, una revolución en casa porque mamá se va a trabajar al pedo. Me la banco, pero no una, dos, tres o diez veces”, remarcó.

Muy enojada con la producción, la participante señaló que ya no puede “seguirle el ritmo al programa” y manifestó que se le complicad cada vez más las cosas en su casa. “Yo pongo la mejor pero hay momentos que tengo que priorizar el bienestar de mi familia. Mamá va y viene, para nada. Yo te banco que pase una, pero que pase siempre no”, expresó.

En ese sentido, Rojas aclaró que no se trata de un tema de caprichos, sino por una cuestión de organización en su casa. “No sé si son arreglos, que tal vez yo dormí,  hubiese arreglado por contrato que yo bailaba cuando me citaban. No sé de qué depende, pero le ha pasado a muchos y de manera muy seguida y a otros nunca”, criticó.  

“Yo dije que si yo no bailo no puedo volver a venir. Porque también se suma que yo vine el lunes, el martes y hoy (por miércoles). Si yo no pongo un límite la paso mal yo, porque acá todos siguen con lo suyo. El limite lo tengo que poner yo. Mi equipo sabe todo esto y tengo siempre el apoyo de ellos”, dijo.

Para finalizar, Sabrina Rojas le pidió a la producción de Ideas del Sur que comience a cambiar las cosas, ya que sino saldría por la puerta de la productora para nunca más volver. “Loco, compensemos un poco porque se me está complicando”, sentenció.  

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!