Secciones
Comunidad

In fraganti: engancharon a Juana Viale acomodándose la bombacha y se le vio todo en plena calle Una actitud que la abuela Mirtha jamás hubiera aprobado.

Por Sebastian Gomez

1/4
In fraganti: engancharon a Juana Viale acomodándose la bombacha y se le vio todo en plena calle Una actitud que la abuela Mirtha jamás hubiera aprobado.

In fraganti: engancharon a Juana Viale acomodándose la bombacha y se le vio todo en plena calle Una actitud que la abuela Mirtha jamás hubiera aprobado.

In fraganti: engancharon a Juana Viale acomodándose la bombacha y se le vio todo en plena calle Una actitud que la abuela Mirtha jamás hubiera aprobado.

In fraganti: engancharon a Juana Viale acomodándose la bombacha y se le vio todo en plena calle Una actitud que la abuela Mirtha jamás hubiera aprobado.

In fraganti: engancharon a Juana Viale acomodándose la bombacha y se le vio todo en plena calle Una actitud que la abuela Mirtha jamás hubiera aprobado.

In fraganti: engancharon a Juana Viale acomodándose la bombacha y se le vio todo en plena calle Una actitud que la abuela Mirtha jamás hubiera aprobado.

In fraganti: engancharon a Juana Viale acomodándose la bombacha y se le vio todo en plena calle Una actitud que la abuela Mirtha jamás hubiera aprobado.

In fraganti: engancharon a Juana Viale acomodándose la bombacha y se le vio todo en plena calle Una actitud que la abuela Mirtha jamás hubiera aprobado.

Juana Viale nunca fue fan de andar por la vida súper producida. Nada que ver con su abuela, que siempre está impecable y nunca usó un jogging.


Ese estilo despojado se le vio el domingo, en un encuentro con amigos en Palermo. Usó una pollera colorada (se ve que hacía calor) que le causó algún problemita.

Aparentemente, Juana no tenía ropa interior muy cómoda y en un momento optó por ponerla en su lugar con la mano. En plena calle.