Secciones
Comunidad

Irse de fiesta antes de entrar a trabajar

Por Martin Juzefiszyn

1/4
Irse de fiesta antes de entrar a trabajar

Irse de fiesta antes de entrar a trabajar

Irse de fiesta antes de entrar a trabajar

Irse de fiesta antes de entrar a trabajar

Irse de fiesta antes de entrar a trabajar

Irse de fiesta antes de entrar a trabajar

Irse de fiesta antes de entrar a trabajar

Irse de fiesta antes de entrar a trabajar

¿A quién le apetece levantarse en pleno invierno, tomar el petate e irse de fiesta de 7 a 9 de la mañana antes de entrar en la oficina? Cómo no, a los neoyorquinos, que llenan hasta la bandera las fiestas matutinas "Daybreaker", el último grito en ocio y baile en la Gran Manzana.


NUEVA YORK. Sin una gota de alcohol, con un buen DJ como Álex Cruz, el apoyo de una banda en directo y la opción de dar todavía más temprano (de 6 a 7) una clase de yoga, los emprendedores Matthew Brimer y Radha Agraval han diseñado con "Daybreaker" la que es para ellos "la mejor mañana posible", declaran a Efe.

En lo que va de año ya han montado dos fiestas que han convocado a más de 400 personas en distintos locales de la ciudad. La última en el cotizado Meatpacking District, donde mientras los camiones hacen las labores de carga y descarga, centenares de jóvenes bajan a un sótano donde desafían las convenciones del buen despertar.

"Estábamos un poco frustrados con la noche neoyorquina tradicional y por eso decidimos crear una noche diferente", asegura Brimer. Y así, la idea de "Daybreaker" "surgió casi como un proyecto artístico o un experimento sociológico" de dos personas que, como los demás, también tienen sus trabajos cuando se acaba la fiesta.

Temas