Secciones
Comunidad

Fiestas sin miedos para nuestras mascotas

Fiestas sin miedos para nuestras mascotas

Fiestas sin miedos para nuestras mascotas

¿Cómo hacer para qu
e tu perro no se asuste con la pirotecnia?

background:white">El primer consejo que te voy a contar hoy, demanda de mucho tiempo y paciencia, pero por lejos es el más efectivo para solucionar el problema de manera definitiva.

Antes que nada te quiero contar el motivo de porque tu perro se asusta siempre con estas fechas a causa de la pirotecnia

Resulta que no es normal escuchar explosiones en el cielo para un animal, lo más probable es que lo asocie a una catástrofe natural y recordemos que la finalidad de toda especie es la supervivencia.

Ante una situación que genera estrés en el animal, el perro tiene pocas maneras de resolverlo a diferencia de ser humano que puede usar su razón.

El perro seguramente optara por estas 3 alternativas instintivas que se desarrollan a partir de los 45 días de su vida y las tendrá por siempre ya que son fundamentales para entender el mundo en donde vive.

Evasión: este instinto fundamental, como bien dice la palabra, es la capacidad de evadir, huir, ante una situación que le genera conflicto. Es por eso que muchos perros se escapan en estas fechas, sin saber que en la calle les espera algo peor y es así que se terminan perdiendo.
Sumisión: es la capacidad de someterse ante una situación que genera estrés o confrontación. Seguramente veras que muchos perros buscan un lugar chiquito donde esconderse y se hacen un bollito. Esto también tiene mucho que ver con el primer instinto de evasión.
Agresión: este instinto se desarrolla más tarde en la vida del perro, pero igualmente es necesario que sepas que ante una situación que le genere conflicto, el animal puede atacar para sacar eso que lo está incomodado. En ocasiones muerden a sus dueños y no es porque sean malos, sino porque quieren decirnos “me siento asustado déjenme tranquilo” y en otras ocasiones hablamos de agresión redirigida cuando el perro ladra sin cesar desesperadamente y alguien se le acerca y este lo muerde al parecer sin motivo alguno. Lo que pasa en esta situación, es lo mismo que cuando llaman a una persona para decirle que le chocaron el auto y la persona le mete una piña a la pared. No es que la pared la que choco el auto, sino que el humano encontró esta forma para desestresarse. Quizá no es la manera más correcta, pero si nosotros que usamos la razón cometemos estos actos instintivos, entonces no culpemos al animal que es 100% instinto por si nos muerde y comprendamos a que se debe esta conducta sin culparlo ni castigarlo.

Todo se trata de identificar qué es lo que el perro teme, y en este caso, seguramente sea el sonido de la pirotecnia y explosiones.

Lo que debemos lograr, es que nuestro perro asocie ese sonido con algo positivo como por ejemplo la comida.

Si no quiere acudir al llamado, es necesario utilizar algo más tentador para la mascota como pollo, carne o algo que le guste mucho y dejar el sonido mientras come, a manera de adaptación, para que asocie ese sonido con el momento de comer. Recorda poner el volumen a nivel mínimo.

Para la siguiente practica (Merienda) vamos a aumentar el volumen a nivel 2, repetiremos la operación de darle de comer y dejar el sonido mientras come. Si muestra rechazo, es muy importante volver a poner el sonido a volumen tolerable por el perro.

Por lo general las primeras prácticas son sencillas, porque el volumen es muy bajo, pero al aumentar el volumen notaras que en ocasiones le vuelve a agarrar miedo. Para eso, es necesario siempre volver a reducir el volumen al menos 2 puntos y en ocasiones más, hasta el nivel tolerable conformemente por tu perro.

El objetivo es  aumentar gradualmente el volumen hasta que tu perro no se asuste más, ya que asociara el sonido de la pirotecnia con comida a través de 4 prácticas por día que se extenderán hasta finalizar tratamiento.

En otras palabras, si cada vez que el animal escucha pirotecnia, le doy un buen pedazo de carne , ese sonido se convertirá en algo bueno, así como por ejemplo como cuando un humano escucha la hora de salida de su trabajo o un chico el timbre del recreo.

Estas prácticas deben realizarse con tiempo, no esperes un día antes a las fiestas para hacerlas.

Recorda, que estos son solo consejos para estas fiestas:

-ponerle una identificación 
-sacarlo a pasear, correr y jugar a la tarde, para la noche estará más cansado y tranquilo.
-no acariciarlo si entra en pánico, ya que se le reforzaría la conducta de miedo 
-no dejarlo atado, podría sufrir lesiones graves 
-no permanecer en la calle llegada las 12 y mantener cerradas puertas y ventanas 
-si no quiere comer, no lo obligues y tampoco darle dulces 
-en muchos casos, la solución es ponerles música alta en una habitación reducida y cerrada.

 

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Comentarios