Secciones
Deportes La confesión de la estrella de Juventus

Carlos Tevez: "De chico vivía con miedo de ir preso"

En una entrevista con el diario El País de España, habló de su dura infancia en el llamada barrio Fuerte Apache.

Por BigBang

Carlos Tevez habla de su infancia, una edad en la que era tan pobre que no le alcanzaba para coleccionar figuritas y por eso jugaba a las canicas. Una infancia que “no la cambiaría por nada en el mundo”, pero en la cual, sin embargo, vivía “con miedo a estar preso”.
“Estaba en un barrio donde la delincuencia y la droga eran cotidianas, siempre le tuve mucho respeto a la policía”, le dijo el delantero argentino de la Juventus al diario El País de España en una entrevista. “Pero me sirvió para ser una persona derecha y saber cuáles son los valores de la vida. La volvería a vivir y siempre volvería a mi barrio”, aseguró el Apache.
De chico quería ser como Diego Maradona, “pero eso era como parecerse a Dios y era imposible” y entonces se buscó un ídolo más terrenal como Batistuta. De chico, Tevez ya era hincha de Boca. “Es una pasión que no se puede explicar. Vas domingo a domingo y sabés que vas de fiesta al estadio. Gane o pierda sabés que vas a ver a Boca y eso lo hace distinto. Vas a ver a cualquier otro equipo y si juega mal la gente empieza a sentirse mal y a putear. En la cancha de Boca no. Allí siempre es alegría, juegue bien o mal”.

En Boca, Carlitos arrancó una carrera inmejorable. Ídolo en todos los equipos que jugó -en la mayoría salió campeón-, Tevez pasó por Brasil, Inglaterra -en los dos equipos de Manchester- e Italia. Fue en el City donde pensó en dejar el fútbol. “Cuando me peleé con Mancini”, admitió el goleador “del pueblo”.
“Volvería a vivir mi infancia y siempre regresaría a mi barrio”
A ellos es que se debe el Apache. Al pueblo argentino que lo adoptó como bandera en la Selección y que siempre -algunos más, otros menos- lo pidió para el equipo que fue a Brasil. “Ahora sí me siento parte”, marcó la cancha haciendo diferencias con el plantel de la que fue a la Copa del Mundo. Curiosamente, Tevez reconoce que la última vez que lloró fue “cuando nos quedamos afuera en el Mundial”.