Secciones
Selección

Alarma por el primer positivo en la delegación: la "burbuja" Ezeiza que resguardó al plantel

Cómo se encuentra la Selección a pocas horas de su primer partido como local después de consagrarse campeones de América.

¡Gracias, Bolsonaro! Faltan pocas horas para que la Selección argentina juegue la última fecha de esta ronda de Eliminatorias contra Bolivia en el Monumental. Será la primera vez que el conjunto campeón de América juegue con hinchada en territorio local, pero un caso positivo en la burbuja sanitaria en Ezeiza alarmó tanto al plantel, como a las autoridades de la AFA.

"Los resultados de la delegación argentina arrojaron resultados negativos a excepción de un miembro del staff que dio positivo. El mismo se encuentra cumpliendo aislamiento sanitario al igual que un contacto estrecho. Ambos, con todos los protocolos correspondientes", confirmaron desde la Asociación del Fútbol Argentino a través de un escueto comunicado publicado en las redes sociales.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La burbuja sanitaria está integrada por 70 personas que acompañan al plantel y al cuerpo técnico a lo largo de los viajes por las Eliminatorias. Si bien en un principio se especuló con que alguno de los jugadores podría haber sido contacto estrecho (incluso se llegó a temer por un brote interno del plantel), lo cierto es que las dos personas que se contagiaron tras el viaje a Brasil fueron aisladas de inmediato.

Según trascendió, se trata de un hombre que trabaja en la cocina de la "fortaleza covid". Así, al menos, se refieren al adaptado predio de Ezeiza para que la Selección pueda cumplir con sus compromisos en un lugar seguro y resguardado. 

¿En qué consistieron esas modificaciones? Bueno, en principio, toda la delegación tiene prohibido el contacto con terceros. Director técnico, jugadores y hasta los fotógrafos que acompañan al conjunto no pueden ver a sus familias durante todo el período de la ronda. Lo mismo sucedió durante la Copa América. De hecho, el propio Lionel Messi reconoció luego de levantar la Copa: "Ahora nos toca ir a ver a nuestras familias, que nos las vemos desde hace más de un mes".

Las habitaciones compartidas quedaron atrás. Cada jugador y miembro del staff cuenta con su propio dormitorio para cumplir con el protocolo: se sumó una flota de motorhomes alquilados para ampliar la capacidad de camas del predio. Además, se reforzaron las medidas de higiene, se redujo el contacto entre la burbuja al máximo y se instalaron equipos especiales de ventilación. 

El gimnasio ya no se utiliza. En su lugar, los jugadores entrenan en una amplia carpa de 40 metros cuadrados en la que se instalaron todos los aparatos deportivos que usa el plantel. Además, se realizan testeos semanales y es el lugar en el que se llevan adelante las actividades grupales especiales, como los asados.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!