Secciones
Deportes

Besos por burofax, Messi: el operativo "retención" de la Liga de España, faltazo oficial y la millonaria pelea del Barcelona

El club quiere forzarlo a pagar una cláusula millonaria. 

La Liga española terció este domingo en el conflicto desatado entre Lionel Messi y el Barcelona a través de un comunicado donde se refiere a la situación contractual del astro.

Allí, el ente regulador se manifiesta a favor del club recordando que el jugador debe abonar una cláusula de rescisión si quiere irse y que, en caso que no lo haga, no se le dará la baja federativa. El monto es de 700 millones de euros.

Messi quiere abandonar el Barcelona haciendo uso de una estipulación de su contrato, que señalaba que podía irse libremente al final de cada temporada. Sin embargo, el club quiere forzarlo a pagar su salida. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La Liga, por su parte, claramente pretende que el argentino se quede: las pautas publicitarias y el dinero que recibe por la televisación de sus partidos en todo el mundo claramente mermarían sin su presencia. Más considerando que dos años atrás la entidad perdió a otro gran imán monetario: Cristiano Ronaldo

"El contrato se encuentra actualmente vigente y cuenta con una cláusula de rescisión aplicable al supuesto de que Lionel Andrés Messi decidiera instar la extinción unilateral anticipada del mismo, efectuada conforme al artículo 16 del Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio, por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales", señala el comunicado de La Liga

Además, subraya que la entidad "no efectuará el trámite de visado previo de baja federativa al jugador si no ha abonado previamente el importe de dicha cláusula".

Días de conflicto

El conflicto se inició el martes cuando los abogados de Messi se comunicaron con el Barcelona expresando el deseo del jugador de desvincularse del club acogiéndose a la cláusula liberatoria que se incluyó en el contrato firmado el 2017 y que le permite irse de forma libre al final de cada temporada.

Este domingo, además, el jugador estaba citado para realizarse los análisis PCR de cara al comienzo de los entrenamientos el lunes. Sin embargo, sus letrados avisaron que no se presentaría.

"Hubiese sido contradictorio con su primer burofax que Messi se hubiese presentado a las pruebas PCR ya que sus asesores consideran que su contrato se ha extinguido. En este caso no debe ir a entrenar ni cobrar su salario", señaló al respecto Marcos Mas, abogado y miembro de las comisiones jurídica y disciplinaria del Barcelona.

Paralelamente, Cadena Ser de España informó días atrás que tuvo acceso al contrato firmado entre jugador y club, donde hay un detalle que podría favorecer al rosarino.

Es que en 2017 Messi firmó una renovación por tres temporadas más y la 2020-20121 figuraba como opcional, por lo cual estaría eximido de pagar la cláusula esgrimida por el Barcelona y La Liga. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!