Secciones
Deportes

Cómo será la fiesta que preparan los hinchas argentinos para la Final de Qatar 2022

Argentina siempre fue local, vaya donde vaya. 

El domingo se juega la final de la Copa del Mundo 2022 en Qatar y la alegría es desbordante. El cuerpo técnico de La Scaloneta está feliz, los jugadores están felices, Lionel Messi está feliz. El partido del domingo al mediodía será la sexta final del seleccionado nacional y tanto en Doha, Argentina, Bangladesh y en todos lados, los hinchas argentinos estallan de emoción, ansiedad y expectativa. Desde el martes con el baile maravilloso que se dio frente a Croacia se siente que se vive en un feriado eterno, la espera hace que no se pasen las horas para que comience el partido más esperado: uno con el que ahora nos volvimos a ilusionar.  

"Es como si estuviéramos jugando en nuestro país", dijeron los jugadores agradecidos por el respaldo de estos partidos. Es que el fanatismo y la lealtad a este equipo llevó a millones de argentinos a sacarse un pasaje para estar todo un mes alentando al equipo de sus sueños. Sumado a que ya empezaron a partir desde el Aeropuerto de Ezeiza más de 15 vuelos repletos de soñadores que buscan estar presentes en la finalísima contra Francia y copar las calles de Qatar con los colores del cielo. 

Esta revolución de hinchas se dio desde el comienzo, aunque fue creciendo a medida que el equipo que dirige Lionel Scaloni continuó demostrando que son los mejores y que tiene un dream team como nunca antes visto. Cerca de los estadios, por los shoppings, en los comercios, en las casas de jeques, en todos y cualquier lado, no sólo hubo argentinos sino también millones de personas que viajaron de distintas partes del país, de otras naciones y culturas en apoyo al equipo nacional. La cantidad de camisetas, banderas, cantos y agite fue copando cada espacio en las inmediaciones del Mundial de Qatar. Además, se habla de que las tribunas con hinchas argentinos superaron récord en presencias en este campeonato mundialista: ya en el segundo partido del equipo en Lusail se registró una aforo de 88.966 espectadores, que se traduce en la mayor concurrencia en los últimos 28 años en Copa del Mundo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Lo único que se puede esperar es que en la final en el mismo estadio se superen. Por lo pronto, los argentinos prometen una verdadera fiesta frente al equipo que los motivó desde un principio. El Estadio Lusail en Qatar es el que tiene más capacidad y  ya se hizo eco de problemas de reventa o falta de entradas porque la certeza de que se va a llenar de hinchas de argentinos es altísima. En este sentido, se sabe porque varios jugadores compartieron que les costaba concentrarse en los partidos o en las prácticas porque los cánticos y el apoyo popular de los argentinos es tan grande que se han sentido intimidados. Como el caso del jugador de Holanda, Virgil Van Dijk que había dicho antes del partido: "Practicamos penales, pero no se puede simular una situación con 80 mil argentinos silbando".

Argentina en la final: jamás se vio algo así

Messi, el líder, el que más se merece levantar la Copa y volver a Argentina como un campeón que lo es desde que arrancó su carrera futbolística, fue un factor súper convocante para que se arme la hinchada más grande y eufórica de los últimos tiempos. La cantidad de camisetas celeste y blanca o violetas, así como también pero las otras inventadas pero que llevan su apellido son producto de la admiración, todos 10 multiplicados por miles, invaden todo espacio habido y por haber. Esta epidemia del mejor del mundo se va a ver traducida ahora más que antes: con los festejos que nunca antes se han visto. 

En la sexta final que se disputa el equipo que hoy lidera La Pulga, más maradoneano que nunca, se habla de que se preparan para la hinchada en Lusail un total de 6.000 banderas de tamaño mediano, 4.000 globos para repartir en las tribunas, 2.000 "bufandas" celeste y blanca, 10 tirantes de 40 metros de bandera para decorar la tribuna. Pero, además, habrá cartelería con la cara de Lio, máscaras y gorros con su cara y de otros jugadores, y las mil y una decoraciones de los colores del cielo, cielo argentino y de todo el mundo. Todo esto, sumado por supuesto a las ya camisetas y banderas de los hinchas que convertirán una obra de arte nacional en el marco de la espectacular final. 

El festejo esperado se hizo también eco por la cada vez más visible cantidad de argentinos que intentaron sacar entradas y no pudieron. Los medios nacionales permanecen cubriendo la noticia de las quejas y bronca de los fanáticos que acusaban de que no hay entradas o de que había entradas para la reventa pero son "más caras" de lo que deberían salir. Los manifestantes no cesan su pedido y le dan golpes a todos: a la FIFA, a la AFA, al "Chiqui" Tapia y a cualquiera que les diera una negativa de no poder presenciar el último partido de su equipo en la Copa del Mundo.  

Pase lo que pase (por favor que sea lo que esperamos) y con cualquier resultado (que sea positivo para los de celeste y blanco por favor), la Selección tendrá un mano a mano con los hinchas en Argentina. El equipo completo de Leo Messi llegaría el mismo lunes entre las 19 y las 21 horas a Ezeiza, luego de la final. Se estima que serán recibidos por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, aunque desde la Casa de Gobienro nadie se comunicó con la AFA para coordinar el encuentro. Acá los esperan un montón de fanáticos y fánáticas que celebrarán una maravillosa campaña para el equipo nacional y que le agradacerán a cada uno por el viaje inolvidable en el que la Scaloneta llevó a 45 millones de argentinos rumbo al sueño más hermoso.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!