Secciones
Deportes

¡El club de los amargos clasistas! De Macri a Nacho Viale: los anti feriado por la Scaloneta

"¿Por qué no dejan que la gente pueda elegir libremente?", se preguntó el ex presidente, en modo patrón del mal.

"Que todo lo que brilla en este mundo, tan sólo les da caspa y les da envidia", canta Fito Páez y aquella estrofa de Al lado del camino bien puede aplicar para los políticos, funcionarios y famosos que se manifestaron en contra del Feriado Nacional que se decretó para que el pueblo argentino pueda volcarse a la calle y celebrar junto a la Selección la Copa del Mundo que esperamos por 36 años.

Uno de los primeros en cuestionar la medida fue Mauricio Macri, quien divulgó en sus redes sociales un mapa de la Argentina con todas las provincias en azul; con el detalle de una pequeña línea roja que representa el recorrido que Lio Messi y todos sus compañeros realizarán en caravana para celebrar con la hinchada. "Incoherente y antifederal", disparó, el mismo que -durante la Copa- sostuvo sin ponerse colorado que no había que descartar a Alemania como candidata porque era una "raza superior".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Luego, en una entrevista con TN, el ex presidente tuvo sus minutos de aire para insistir en sus críticas a la medida: "Me parece poco feliz. ¿Por qué tienen que obligar a mucha gente que necesita trabajar a que se queden (Sic) sin trabajar? Después, ¿y los jujeños? ¿Los catamarqueños? ¿Por qué no respetan y dejan que la gente pueda elegir libremente? Es por lo cual la mayoría de los argentinos rechazamos esta forma de gobierno".

Dos horas antes, el nieto de Mirtha Legrand ya había expresado su malestar por la disposición nacional. "¡Feriado, qué vergüenza!", manifestó desde su cuenta de Twitter, para luego compartir el similar mensaje que Patricia Bullrich volcó en sus redes: "Si declaramos asueto o feriado para recibir a la selección, no entendimos el ejemplo que nos dieron".

Idéntico fue el tweet que publicó el ex senador Esteban Bullrich: "Si declaramos asueto o feriado para recibir a la selección, no entendimos el ejemplo que nos dieron", afirmó. En línea también se manifestó el ex gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo: "Todos estamos felices por el triunfo de la Selección Argentina. Ahora bien, no era necesario someter a todo el país con un feriado nacional a paralizar la producción y la educación, por un festejo que se realizará en la Ciudad de Buenos Aires".

A los libertarios tampoco les gustó la libertad para que el pueblo pueda volcarse a la calle y lo dejaron bien en claro. "Ya la kirchneriaron... Ni 24 horas pudieron aguantar. El mensaje era trabajar", sostuvo Martín Tetaz. "¿Feriado nacional por el campeonato mundial logrado por nuestra selección? Delirio total. Encima hoy (por ayer) se convocó a sesión de Diputados para pasado mañana y tratar 21 proyectos de ley, ninguno importante para la gente. La política disociada de la realidad. Peronia", reforzó José Luis Espert.

Casi como si se tratara de un guión en conjunto a replicar, el diario Clarín amaneció hoy con un sugestivo artículo en su portada digital. "Decisión oficial. Decretan feriado nacional por los festejos de la Selección y hay polémica", reza una de las notas vinculadas al regreso de la Scaloneta al país. En la nota no sólo se detallan las provincias que cuestionaron el feriado, sino que se sumó un subtítulo sobre la presunta mala relación de los jugadores con Alberto Fernández. El combo lo completa la que advierte los cambios de último momento que se dieron en el transporte público por la "inesperada medida".

La Nación, por su parte, hizo también énfasis en las provincias que objetaron la medida; al tiempo que sumaron otro artículo, escrito por un constitucionalista, titulado: "Por qué las provincias no pueden rechazar el feriado que decretó el Gobierno". 

No conformes con lo que dicta la constitución, desde el mismo diario publicaron un artículo con la presunta interna que se habría desatado en el Gobierno por las dudas de la Selección a la hora de confirmar un festejo en el balcón de Casa Rosada, frente a una eventual colmada Plaza de Mayo tal y como lo hizo Diego Maradona en 1986.

¿El título? Tranquilo: "Una pintada de cara. La falta de respuesta de la Selección de fútbol a la invitación del Presidente disparó múltiples lecturas en la Casa Rosada".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!