Secciones
Deportes

El maracanazo de Messi: de la "Pulga" que renunció en 2016, al capitán que se consagró campeón de América

Había renunciado en 2016 y su continuidad en la Selección estuvo mucho tiempo en duda. El camino hacia el "maracanazo de Messi".

Una racha de 28 años sin conquistas en la selección mayor, desde la Copa América de Ecuador 1993. Hace 23 años que no ganaba en Brasil. La última victoria argentina fue en el Maracaná el 29 de abril de 1998 y por 1-0 con gol de Claudio Javier López, en un amistoso previo a la Copa del Mundo de Francia que se vivió como si fuese una final contra el vigente campeón (tenía la corona desde Estados Unidos 1994).

Lionel Messi llegó anoche al Maracaná con la carga de más de dos décadas de mala racha, pero con su propio prontuario personal. En 2016, luego de ver cómo se le escapó nuevamente la posibilidad de sumar un título para Argentina decidió anunciar públicamente su salida del combinado nacional.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Ya está. Se terminó para mí la Selección. Son cuatro finales, no es para mí. Lamentablemente lo busqué, era lo que más deseaba. No se me dio. Creo que ya está”. Esa fue la bomba que detonó Lionel Messi en la zona mixta del MetLife Stadium de Nueva Jersey luego de perder la final de la Copa América Centenario de 2016 ante Chile por penales (4 a 2).

La Pulga, capitán del combinado albiceleste, venía de caer en las definiciones de la Copa América 2007 (3 a 0 contra Brasil), Mundial de Brasil 2014 (1 a 0 ante Alemania) y la Copa América 2015 (también versus Chile). Semanas antes, frente a las fuertes críticas que recibía el conjunto, dio una conferencia de prensa para respaldar a sus compañeros en la que dio por terminado el vínculo con la prensa, tras el partido ante Colombia.

"Preferimos dar la cara antes de mandar un comunicado. Estamos acá para comunicarles que hemos tomado la decisión de no hablar más con la prensa. Recibimos muchas acusaciones, muchas faltas de respeto y nunca dijimos nada. La acusación que le hicieron al ‘Pocho’ (Lavezzi) es muy grave. Si no salimos a decir nada se cree que es así, mucha gente cree todo lo que se dice. Lamentamos mucho que tenga que ser así pero no nos queda otra", aseguró el 16 de junio.

Diez días después, el rosarino terminó en el círculo central del campo de juego apesadumbrado. Su cara se llenó de lágrimas de tristeza luego de recibir un nuevo cachetazo con la remera que tanto añoraba conquistar un título (su único galardón con la Selección fue la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008). Esa final también marcó el final de Gerardo "Tata" Martino como director técnico de Argentina.

Pero Leo volvió y su esperada consagración con la albiceleste llegó en el Maracaná y ante Brasil.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!