Secciones
Deportes

Encuentros sexuales, VIH y "sólo hombres": testimonios de los futbolistas menores de Independiente

Se sumaron nuevos detalles a la macabra trama de la red de prostitución de menores en la pensión del Club Atlético Independiente. Este lunes, dos de los juveniles –uno de 14 y otro de 15 años- presuntamente abusados fueron escuchados a través del mecanismo de cámara Gesell y confirmaron que fueron víctima del árbitro Martín Bustos, entre otros involucrados.


Dos chicos del rojo confirmaron los casos de abusos. 

Bajo la asistencia de una psicóloga especializada en estos casos y ante la mirada de la fiscal María Soledad Garibaldi, a cargo de la UFI N°4, el juez de la causa, Luis Silvio Carzoglio, titular del juzgado de Garantías N 9 del Polo Judicial de Avellaneda, una asesora de menores, los abogados de los imputados y los padres de los juradores, detallaron el calvario al que fueron sometidos.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Cabe resaltar que el juez Carzoglio decretó el secreto de sumario por, al menor, 48 horas. El mismo podría extenderse hasta el próximo lunes, ya que allegados a la causa le aseguraron a BigBang que en los próximos días podría haber allanamientos, detenciones y medidas de pruebas para descifrar la trata que involucraba a los juveniles de Independiente.

Martín Bustos fue detenido el sábado. 

Durante su relato, los jóvenes confirmaron que fueron víctima de abusos por parte de Bustos, quien también fue señalado por los propios chicos como promovedor de los encuentros sexuales entre los juveniles y hombres mayores. Los pequeños futbolistas remarcaron que el árbitro cometía directamente los abusos y además los entregaba para que otros los abusaran.

Los descargos de ambos chicos de 14 y 15 años son contundentes contra el juez de línea. Ambos corroboraron todo lo que había denunciado el club y contaron cómo se cometían los abusos: según sus dichos, Bustos los pasaba a buscar a bordo de un Chevrolet Cruze por el Walmart que se encuentra a un costado de la autopista Buenos Aires-La Plata.

A partir de allí, el juez de línea los llevaba a un departamento de San Isidro o zona Norte. Si bien los chicos describieron con lujo de detalles cómo era el domicilio, al ser del interior del país no pudieron identificar las calles, ya que no conocen mucho de Buenos Aires. Ambos señalaron la misma vivienda, pese a que todavía la Justicia no dio con “la casa del terror”.

La pensión del rojo revolucionada por los casos de prostitución. 

Martín Bustos está muy complicado desde lo legal. La carátula que le adjudican al árbitro es el de  “abusos sexual con acceso carnal a un menor de 16 años, agravado por la inmadurez sexual de la víctima y ser portador del virus del VIH”, algo que el código penal castiga con rigurosidad.

Por otra parte, los chicos señalaron ante las autoridades que los encuentros sexuales en su mayoría se llevaron a cabo por la tarde, durante los horarios libres y por fuera del horario escolar. A su vez, confesaron que los invitaban a dormir y que vivieron situaciones de gran temor.

En esa línea, revelaron que se les pagaba de entre 700 a 1600 pesos, que recibían distintos regalos por parte de los clientes: botines, calzoncillos, entre otras cosas, que los encuentros sexuales no eran grupales, duraban cerca de una hora  y que solo participaban hombres de ellos.

Leonardo Cohen Arazi comenzó a ser investigado por la Justicia, acusado de pertenecer a una organización que abusaba menores.

Pese de lo delicado del relato, los chicos identificaron entre seis y siete adultos, entre los cuales se resalta la imagen de Bustos. Por ahora, hay solo cuatro casos de juveniles abusados de entre 14 y 17 años. Al mismo tiempo, la Justicia no resolvió qué hacer con Joaquín Valdebenito, el joven de 19 años que actuaba como “facilitador” y que cumplía el doble rol de víctima y victimario.

Hasta ahora la fiscal investiga a seis personas, entre ellas el juez de línea Bustos, quien fue detenido el sábado, y al relacionista público Leonardo Cohen Arazi. También el sábado fue detenido por encubrimiento el abogado de BustosCarlos Tomás Beldi, acusado de destruir a golpes de martillo el celular de su cliente para borrar evidencias.

A su vez, la situación del juez de línea se complicó aún más cuando se dio a conocer que es portador de VIH-SIDA, lo que agrava más su responsabilidad en la causa. Martín Bustos y su abogado estarán detenidos en la Unidad Penitenciaria 40 de Lomas de Zamora en el marco de la causa por abuso sexual con juveniles de Independiente. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!