Secciones
El mejor de todos

¡Feliz cumple, doctor! Carlos Bilardo festeja 84 años: sus mejores frases

El técnico fue campeón y subcampeón del mundo con la Selección Argentina.


Su nombre es uno de los pilares del fútbol argentino y también mundial. Carlos Salvador Bilardo marcó una época y dejó su huella en el deporte más popular. Sin dudas, fue un adelantado. También un obsesivo del trabajo, de los entrenamientos, del estudio, del esfuerzo, de la planificación y de la disciplina. Con esas herramientas a las que le sumo astucia y mucha calle, logró que la Selección Argentina se convirtiera en campeona del mundo en 1986, con Diego Maradona, y subcampeona en Italia 1990, luego de un penal mal cobrado. 

 

Hoy es 16 de marzo y Bilardo cumple 84 años. Su salud le juega una mala pasada. En 2028 fue diagnosticado con el síndrome Hakim-Adams, una enfermedad neurodegenerativa. Está rodeado del amor de su familia y también de los jugadores con los que llegó a la cima del planeta en 1986, luego de vencer a Alemania en el estadio Azteca del DF. Además de médico, especializado en ginecología, y antes de ser técnico, Bilardo fue futbolista y fue multicampeón en el Estudiantes de La Plata, que dirigía en el enorme Osvaldo Zubeldía.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

El cariño por Carlos ha crecido a lo largo de los años. Pero no solo por las hazañas que consiguió con la Selección. Al doctor también lo rodean historias desopilantes que describen su obsesión por el fútbol, a la vez que se popularizó a través de su propio programa radial que duró muchos años y también de su increíble candidatura a presidente de la Nación, cuando Argentina salía de la crisis de 2001.

 

En las últimas décadas, Bilardo se subió a su personaje de “amante del triunfo”. Aunque fue un adelantado a su época, en las que diseñó formaciones con stoppers que casi nadie se atrevía a usar, hacía que el equipo entero juegue bien al fútbol y su estrategia se parecía más a las de Marcelo Bielsa que a las del Catenaccio italiano, para la mayoría, Bilardo es el creador de equipos que juegan a ganar o ganar. Una falacia absoluta a la que él contribuyó sin problemas para alimentar su enfrentamiento histórico con César Luis Menotti. Pero eso ya es historia. En su día, los que hacemos BigBang elegimos honrar con sus propias palabras a un verdadero prócer argentino: Carlos Salvador Bilardo.

 


-"El fútbol es lo más simple que hay. Los de azul y blanco se la pasan a los de azul y blanco, y la meten en el arco de la persona que no comió con nosotros, no tomó el té, ni nada. Más fácil no hay".

-“Ganar no es lo más importante, es lo único. Ser segundo no vale. ¿Vos sabes quién pisó América después de colón? Yo no”.

-“El segundo es el mejor de los perdedores”.

 

-“¿Qué me importa si el partido es más feo o más lindo? ¿A quién le importa? Lo que quiero es ganar”.

-“Jugar bien es ganar”.

-“El partido perfecto es un cero a cero sin ocasiones de gol, nadie se ha equivocado”.

-“El fútbol perfecto es ganar y solo ganar. Yo soy como Mohammed Alí: Durante la competencia no tengo amigos y a los contrarios, si puedo, los mato”.

 

-“Hay un fútbol antes y otro después de Osvaldo Zubeldía".

-“Mi hija me decía que le daba más bolilla a Maradona que a ella”.

-"Siempre quise que me fracturaran el tabique nasal y tener un motivo para operarme pero lo único que me fracturaron fue una costilla”.

 

-“En marzo de 1986, hice poner un cartel de una inmobiliaria en mi casa para la gente creyera que estaba en venta y deshabitada y no la atacaran más. Temía que las piedras se convirtieran en adoquines. Llevé a mi señora y a mi hija a vivir a casa de mi suegra”.

-“A mi mujer Gloria la conocí en un velorio. No sé qué me enamoró de ella. Otra no me hubiera aguantado”.

-“¿Cuándo es el cumpleaños de mi mujer Gloria? Que sé yo, pasame el teléfono y le pregunto”.

 

“Después de ganar el mundial no pensé en mi familia, ni en mis amigos, sino en Zubeldía”.

-“No busquen dinero, busquen gloria y así los van a recordar para toda la vida”.

-“Mi selección salvó al fútbol argentino”.

 

-“El himno es importante, nosotros lo practicábamos 5 veces antes de cada partido. También practicábamos los festejos de gol”.

-“Al equipo le pido concentración. Un médico tiene que estar 12 horas concentrado para que no se le muera el paciente, yo pido 90 minutos nada más”.

-“Cuando Maradona marcó el segundo gol a los ingleses no lo celebré. Estaba pendiente de cómo habíamos quedado parados en defensa”.

 

-“El entrenador es más importante que el jugador. ¿Alguien conoce a un periodista que sea más importante que el director de la revista en la que trabaja?”.

-“Nunca festejé demasiado. Debo tener un trauma desde chico. Incluso después de la final del Mundial me encerré en mi habitación. Estaba preocupado porque nos habían hecho dos goles de cabeza”.

-“Todos los días de la semana en los entrenamientos, de dos a tres de la tarde, hacía que el Bocha Ponce le tirara centros a Hugo Gottardi para que cabeceara. Una tarde fuimos a jugar a Córdoba. En medio del partido, Ponce centra y Gottardi marca. A la mañana siguiente leo en un diario: con un oportuno cabezazo ganó Estudiantes. ¡¡¿oportuno?!! ¡Llevaban cuatro meses practicando!”.

 

-“La mujer es como un jugador: si no quiere en una determinada posición, no hay que insistirle”

-“Maradona fue el hijo varón que no tuve”.

-“Messi es un líder, pero de otra forma”.

-"Messi tiene un hueso de más en su pie, que es la pelota. Para Messi, la pelota es como un hueso. La lleva pegada”.

-“A vos, Angeleri, no te pueden decir Mambrú. A un defensor de Estudiantes no le pueden decir Mambrú. Te tienen que decir cacique, guerrero, toro…”.

-“Menotti le hizo mucho daño al fútbol argentino. ¿hablar con él? No puedo compartir nada con quien me atacó con mala intención”.

-“Menotti tenía un periódico a favor que me mataba”.

 

-“En el 82 la Selección fracasó futbolística y deportivamente porque el técnico tiene que ser ejemplo y no fue así”

-“Rabanito (por Menotti) no tiene trabajo y siempre vive de mí. No puede volver a ningún club porque en todos fracasó e hizo desastres”.

-“Si se la siguen dando a los de amarillo (Brasil), perdemos seguro”.

-“Si quedamos eliminados en primera ronda, que se caiga el avión antes de llegar a Argentina”.

 

-“Antes de irnos para el Mundial de México les dije a los jugadores: ‘Pibes, en la valija metan un traje y una sábana blanca. El traje es por si salimos campeones; la sábana blanca por si nos eliminan en primera ronda y nos tenemos que ir a vivir a Arabia’”.

-“Yo sólo discuto con Beckenbauer, que ganó un Mundial afuera de su país y salió segundo en otra ocasión. Con el resto no”.

-“Yo daba conferencias y nunca cobraba. Entonces me regalaban de todo. Una vez me regalaron un mono. Me lo llevé a casa y a mi mujer casi le da algo”.

 

-“En África aprenden a jugar al fútbol sin arcos. Por eso llegan tocando al área y no saben meter goles”.

-“Me ofrecieron un equipo en China (en 2019) y mucho dinero, pero como no lo iba a poder gastar en el tiempo que me queda, no fui”.

-“Los alambrados en los estadios argentinos son bastante altos. Yo digo que no hay que penar al hincha que toma una pelota que se fue a la tribuna y se la lleva, hay que hacerlo al futbolista que pateó ahí; decirle: ‘¡Esa la pagás vos!’”.

-“Este país necesita que se hable menos y se trabaje más. Estamos cansados del verso”.

-“Tengo más títulos que Beckenbauer. A él le falta el de médico”.

 

Si llegaste hasta acá, no te pierdas este video de Bilardo:

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!