Secciones
¿y si te llama román?

Icardi en la lista de “indeseables” del PSG: el papel de Wanda, los escándalos y una mudanza inesperada

El entrenador Christophe Galtier lo borró. Ahora le buscan un nuevo club.

La carrera de Mauro Icardi era prometedora. En 2011, el delantero, que había hecho las inferiores en La Masía del Barcelona, debutó profesionalmente en la Sampdoria, de Italia. Tenía 18 años y era la próxima gran figura argentina. En dos años, luego de romper redes, fue vendido al Inter de Milán. No llegó solo. Por esos años, mientras su fama y su billetera crecían, había conocido a Wanda Nara, ex esposa de su compañero Maxi López, con quien vivió un apasionado romance que terminó en casamiento. 


Los años pasaron. Wanda se transformó en representante, le negoció contratos, rompió con el club italiano y en 2019, Icardi llegó al París Saint Germain. Hasta entonces, los sueños de Icardi se habían cumplido a medias. Sobre todo los relacionados a la Selección Nacional. Es que solo jugó cuatro partidos. Uno en 2013 y otros entre 2017 y 2018. ¿La razón? El motivo siempre fue extrafutbolístico y estuvo relacionado con Wanda. 
En primer lugar, los rumores que salieron desde el predio de Ezeiza donde entrena la Selección Nacional fue que los propios jugadores no lo querían dentro del plantel por los escándalos mediáticos que Wanda suele protagonizar. Otros, más malignos, aseguraban que aquella “traición” a Maxi López lo marcó para siempre dentro del ambiente del fútbol. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 


Más allá de esos inconvenientes en el seleccionado, la carrera de Icardi en Europa parecía no tener techo. Sobre todo porque su llegada a la liga de Francia, un torneo en crecimiento, con inversiones multimillonarias y convertido en una vidriera perfecta para llegar a ligas como las de Inglaterra o España, era ideal para Mauro. Además contaba con el plus de estar rodeado de estrellas como Kyllian Mbappé o Neymar. 


Pero las cosas no fueron así. La estrella de Icardi se fue apagando con el correr del tiempo. Nadie podrá explicar jamás si las peleas judiciales entre Nara y Maxi López influyeron en su vida. Tampoco se sabrá si la competencia interna dentro de un plantel, algo que nunca había sufrido en sus otros equipos, lo afectó mentalmente. Mucho menos saldrá a la luz si los problemas maritales o el rol protagónico de su esposa, le jugaron en contra. Pero Mauro bajó su nivel hasta convertirse en un suplente del PSG. Mucho más con la llegada de Lionel Messi.

 


Pero ahora su presente empeoró. El club parisino ya no lo tendrá en cuenta e Icardi podría terminar este año en otra ciudad de Europa. El delantero ya había vivido un panorama parecido hace seis meses cuando se abrió el mercado de pases de invierno. De hecho, el delantero argentino fue separado del plantel profesional y colocado en la lista de “indeseables”.


La decisión fue tomada por el director técnico del PSG Christophe Galtier. A pocas horas del partido contra Montpellier, por la segunda fecha de la Ligue 1, Icardi fue sumado a la lista de futbolistas excluidos por el entrenador, entre los que se encuentran Julian Draxler, Rafinha, Ander Herrera, Layvin Kurzawa, Thilo Kehrer, Idrissa Gana Gueye, Edouard Michut y Eric Junior Dina Ebimbe.


“Icardi se incorporó al grupo de la tarde. Su ausencia contra el Clermont se debió a una decisión deportiva. Puramente deportivo”, afirmó Galtier en una conferencia de prensa. Y completó: “Lo vi a principios de semana para decirle que quiero restringir el grupo y no trabajar con 25 jugadores de campo. El club está trabajando codo a codo con Mauro para encontrar la mejor solución posible. Mauro ha tenido muy poco tiempo de juego. Es importante que vuelva a ponerse en marcha. Mauro necesita expresar sus cualidades”.


A los 29 años y con un contrato que lo une a PSG hasta el 2024, Icardi se encuentra a la espera de un nuevo club. Una de las posibilidades es volver a la Serie A y mudarse a Italia. Es que un recién ascendido, el Monza, cuyo dueño es Silvio Berlusconi, quiere sumarlo a sus filas. Otra chance es llegar a préstamo a un equipo de España. Aunque eso es solo un rumor. 


Antes del 1° de septiembre, Icardi deberá tener un nuevo equipo porque es la fecha en la que cierra el libro de pases en Francia. Si PSG no cumple con eso, violaría el artículo 507 de la liga y tendría que sumarlo nuevamente al plantel profesional.  Por ahora, Mauro sigue entrenando pero en otro predio del club parisino. Ya está listo para armar las valijas y mudarse con su familia. 


Estas serán semanas decisivas tanto para él como para Wanda. Lo cierto es que, hace unos años, esta realidad era inimaginable para Mauro. Hubo épocas en la que se lo disputaban los clubes más poderosos, incluso su nombre sonó para sumarse a las filas del Real Madrid. Pero su vida personal, signada por los problemas y una relación constante en las páginas de chimentos, manchó su carrera. Ahora es hora de empezar de abajo. 

La que está indignada con la situación es Wanda, quien afirmó: “Mauro está simplemente decidiendo qué va a hacer. Si él decide quedarse, se puede quedar tranquilamente en este club porque todavía le quedan dos años más de contrato. Si él decide ir a otro club donde tenga más espacio, como él se lo merece y su carrera también, va a elegir el club que mejor le quede a él y va a ir. Pero nada de lo que están diciendo es real. No está apartado ni mucho menos. Simplemente el club sabe nuestras exigencias, que son que Mauro juegue la cantidad de minutos que él y su carrera merecen, y saben que estamos escuchando otras ofertas”.

 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!