Secciones
En todas las canchas

¡Kiricocho! el significado de la palabra creada por Bilardo que Italia usó para ser campeón

Giorgio Chiellini gritó el apodo del hincha acusado de traer "mala suerte" por Bilardo, poco antes de que su compañero Gianluigi Donnarumma le contuviera en último penal a Saka. 

El domingo, Italia se consagró campeón de la Eurocopa luego de 53 años al vencer en la tanda de penales a Inglaterra por 4-2, tras empatar 1-1 en el tiempo reglamentario del partido que se disputó en el Estadio de Wembley (Londres, Inglaterra), y sumó su segunda copa continental a su palmarés que ya cuenta con cuatro Copas del Mundo (1934, 1938, 1982 y 2006).

Pero todas las miradas se la consagración de los tanos se las llevó Giorgio Chiellini, señor de la defensa y líder indiscutido del equipo. En el último penal, que Gianluigi Donnarumma le contuvo al joven inglés, Saka, de 19 años, las cámaras de la Eurocopa enfocaron al defensor de la Juventus pronunciar claramente la palabra ¡Kiricocho!, una frase instalada por Carlos Salvador Bilardo para llevar mala suerte al adversario. 

Esta no es la primera vez que suena esta frase nacida en el seno de Estudiantes de La Plata fuera del continente sudamericano. De hecho, Erling Haaland gritó "Kiricocho" en marzo de este año, durante el encuentro que igualaron Borussia Dortmund y Sevilla por Champions League. En aquella oportunidad, el arquero rival quiso mufarlo en un penal y ¡lo logró!. Pero el árbitro decidió que el disparo desde los doce pasos se repita.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Fue entonces que el noruego utilizó el maleficio a su favor: "¡Kiricocho!" gritó y convirtió. Al final del encuentro, le preguntan al goleador sobre ese “intercambio verbal”, a lo que él  responde: "No tengo ni idea de lo que le grité, le dije lo mismo que me había dicho él. No sé qué significa", aseguró. Esta vez, la frase fue pronunciada por el máximo referente de la azzurri, que terminó gritando "campeón" después de haberse perdido el mundial de 2018.

La palabra "Kiricocho" nació durante una de las épocas doradas de Estudiantes de La Plata, en la segunda etapa de Bilardo en el club. La leyenda, porque no deja de ser una narración sobre una mezcla de hechos sobrenaturales y naturales, cuenta que el ex DT campeón del Mundo con Argentina se enteró de que había un aficionado, al cual apodaban Kiricocho, que cada vez que presenciaba una práctica del equipo, alguna desgracia le sucedía a los jugadores.

Desde lesiones a enfermedades, los players del conjunto platense caían ante el maleficio del hincha que presenciaba los entrenamientos en 57 y 1. Como el "Doctor" creía que efectivamente traía mala suerte, le dio la misión de recibir a los equipos rivales que visitaban la cancha del "Pincha" que buscaban vencerlo. ¿El resultado?: Estudiantes fue campeón del Torneo Metropolitano 1982 y solo perdió un partido como local, ante Boca, cuando Kiricocho no pudo acercarse al plantel Xeneize.

En aquella oportunidad, el hincha se topó con la seguridad del plantel que le impidió recibir a los jugadores de Boca. El propio Juan Ramón Verón, La Bruja padre, se refirió al hombre cuyo nombre nunca se supo. “Lo conocí porque estaba siempre en la estación de servicios de 1 y 60, donde yo cargaba nafta, y sin llegar a tratarlo personalmente supe que era un tipo que probablemente levantaba quinielas en ese barrio muy cercano a nuestra cancha”, relató el ídolo platense. 

Gracias a los representantes argentinos en Europa, en este caso pudo haber sido Paulo Dybala, Gonzalo Higuaín o Carlos Tevez, los argentinos que se pusieron la camiseta de la Vecchia Signora y compartieron vestuario con Chiellini, es que la palabra utilizada para "gafar" al rival es utilizada en el viejo continente, aún desconociendo la historia detrás de ese curioso apodo maléfico. 

De hecho, en 2018, la selección de Francia compartió un video de un entrenamiento en el que Antoine Griezmann estaba practicando remates al arco cuando uno de sus compañeros gritó “Kiricocho” para molestarlo. Sin embargo, no es 100% efectiva, ya que Dybala la usó en la Copa América de 2019 para que Arturo Vidal fallara su penal. El chileno hizo oídos sordos y no erró. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!