Secciones
Deportes

Messi reveló la anécdota con Diego desde el más allá y cómo lo ayudó a homenajearlo

De la misteriosa aparición de la camiseta de Newell's en su mansión a la jugada que no vio venir durante el partido.

Se te va a poner la piel de gallina. En la previa del partido amistoso que la Scaloneta disputará en Italia, Lionel Messi sorprendió al revelar la historia secreta del homenaje que le realizó a Diego Maradona sólo cuatro días después de la muerte del "Diez".

Mientras que la Argentina y el mundo todavía lloraban y despedían a Maradona, Messi se encontraba recostado en su dormitorio junto a su mujer, Antonela Roccuzzo. Sabía que los ojos de la prensa internacional se posarían sobre su figura ni bien saliera a la cancha, para disputar con la camiseta del Barcelona el partido contra Osasuna.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Voy a contar una cosa del homenaje que nunca conté. La noche anterior estaba recostado con Antonela, eran como las once. Por dentro, decía: 'Tengo que hacer algo para Diego, tengo que hacer algo'", recordó el capitán de la Selección en diálogo con TyC.

Instalado todavía en su fastuosa mansión ubicada en las afueras de Barcelona, la "Pulga" decidió subir y buscar su museo personal de fútbol alguna camiseta para homenajear a Maradona. "Está en la parte de arriba (de la casa). Es en donde tengo los trofeos y las camisetas. Digo: 'Voy a ver qué hay'. Fui a buscar una camiseta de la Selección, un diez, algo".

"Cuando subí, tengo una puertita que siempre está cerrada, donde guardamos cosas. Ese día estaba abierta, con una silla y arriba de la silla estaba la (camiseta) diez de Newell's", recordó el delantero. Se trataba nada más y nada menos que la de 1993 que usó Diego en su paso por el club.

Messi resaltó en la entrevista que la habitación en la que la encontró siempre está cerrada, dando a entender que hubo una "mano de Dios" para que pudiera homenajearlo a Diego. "Ni me acordaba de que la tenía. Esa puerta está siempre, siempre cerrada y no sé qué hacía ahí. La miré y dije: 'Ya está'. Parece increíble".

Ese domingo, el Barcelona goleó al Osasuna por cuatro a cero; pero el gol de Messi (y en consecuencia su homenaje a Maradona en la cancha) se hizo esperar. "Fue raro, porque no venía haciendo muchos goles en esa época. No hacía goles todos los partidos. Íbamos dos a cero; tres a cero y no se me daba el gol. Después, de la nada apareció esa jugada. Hice el gol y esperé al momento de quedarme solo para el homenaje", cerró la "Pulga".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!