Secciones
Fútbol

La terrible disputa por el dinero del pase de Emiliano Sala después de su muerte

El Cardiff y el Nantes mantuvieron una disputa legal por el dinero de la transferencia del delantero.

La muerte del futbolista Emiliano Sala abrió también una disputa legal entre el Nantes y el Cardiff. Es que el delantero falleció cuando regresaba a Francia desde Gales después de haber firmado el contrato con su nuevo club como también someterse a los controles médicos para terminar de cerrar los detalles.

Sala falleció el 21 de enero luego de que la avioneta en la que regresaba de Gales se estrelló en el mar a la altura de Guernesey cuando cruzaba el Canal de la Mancha. Luego de su muerte comenzaron los cruces entre ambos clubes debido a que el Nantes exigía el pago de la transferencia.

Ambas entidades acordaron que los 17 millones de euros de la transferencia del delantero se debían pagar en tres cuotas de seis millones cada una (la última era un poco menor). Sin embargo, el Cardiff nunca abonó la primera.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El reclamo escaló hasta la FIFA que en octubre del año pasado determinó que el club galés estaba obligado a pagarle la primera cuota, de seis millones de euros, a modo de resarcimiento por la operación trunca.

El accidente en donde murió

 

Había pasado casi una hora de vuelo cuando a las 20:02 el piloto solicitó a la torre bajar a 1500 metros la altura. Volaban sobre el Canal de la Mancha: estaban al oeste de Jersey y al sur de Guernsey. El pedido fue autorizado. Pero, cuando desde el control le preguntaron al piloto Dave Ibbotson si quería más descenso, el piloto se mostró confiado: "Negativo, acabo de evitar una celda (zona de corrientes ascendentes) ahí, pero he de nuevo con rumbo cinco mil pies". Esa fue la última comunicación antes de que el avión desapareciera de los radares.

De acuerdo a la información que se obtuvo de la "nube" del piloto, quien utilizó una aplicación de navegación y planificación de vuelo instalada en su tablet, el avión comenzó a descender. Estaba a 700 metros cuando desapareció de los radares. Primero giró hacia la izquierda. Volvió a descender. Luego ascendió y volvió a descender, para luego ascender una vez más. A las 20:15, sólo 13 minutos después de comunicarse con el controlador, hizo un giro hacia la izquierda. Un minuto después, realizó otra maniobra de 180 grados, pero para la derecha. Luego, sólo descenso. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!