Secciones
Deportes

Las cábalas de las mamás de Messi y de Di María para la final de la Copa América

Celia Cuccittini y Diana Carreño celebraron el título con sus hijos.

Madre hay una sola y, casi siempre, deja todo por sus hijos. Y cuandos las cosas salen muy bien, lo celebran como nadie. Por supuesto, Celia Cuccittini, madre de Lionel Messi, es una de ellas. Y, tras el triunfo de la Selección Argentina sobre Brasil en el Maracaná y la obtención de la Copa América, después de 28 años de sequía, contó cómo vivió todo el torneo que tuvo a su hijo como figura absoluta. 

"Estamos cayendo recién ahora. Pudimos disfrutar juntos y estar con él. Estamos felices", expresó señalando que durante el partido estuvo "súper nerviosa". 

"Me dolía hasta el último pelito. Fue muy duro, pero tenía fe en Dios que me iba a conceder este milagro", agregó, señalando que, por cábala, toda la familia vio el partido por separado: en su hogar ella y su marido Jorge lo miraron en habitaciones distintas, los hermanos de Lionel lo vieron juntos, y Antonela Roccuzzo lo vio acompañada por sus padres. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Yo me pongo muy mal. Con todos mis santos alrededor, hago un ritual", agregó Celia, relatando que "los abrazos" con su marido vinieron después del partido.  

Además, reveló que habló con su hijo varias veces durante el día de la final y el domingo estuvieron "todos festejando" cuando Lionel regresó a Rosario. 

"Este éxito se lo quiero dedicar a mi familia que siempre me dio la fuerza para seguir adelante, a mis amigos que tanto quiero, a toda la gente que nos banca y en especial a los 45 millones de argentinos que tan mal la pasaron con esta mierda de virus, sobre todo a los que les tocó más de cerca. Va por todos ustedes. Y por supuesto también por el Diego que seguro nos bancó desde donde esté", escribió Messi en sus redes sociales.

En tanto, Diana Carreño, madre de Ángel Di María, dijo en Nosotros a la Mañana, que su familia tuvo una cábala similar a la de los Messi al momento de ver el partido.

Así, ella y su marido lo vieron solos en casa, sin invitados. A pedido de su hijo, usualmente gritan los goles recién un minuto después por si hay anulación, pero esta vez el padre del jugador no se pudo contener y festejó el gol de su hijo.

"¡Casi lo mato!", reveló Diana que sin embargo luego se unió a la celebración a puro grito. "Parecíamos perritos corriendo por todos lados", aseguró entre risas. 

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!