Secciones
Vergüenza

Mea culpa tardía: después de 53 años, el Barcelona pidió disculpas por un horrible gesto racista contra un futbolista propio

Walter Machado da Silva, extraordinario goleador, falleció ayer a los 80 años de Covid-19

Ayer, 30 de septiembre, víctima del Covid-19 falleció, a los 80 años, Walter Machado da Silva, un futbolista brasileño que en la Argentina brilló con la camiseta de Racing. Absoluto crack, el brasileño tuvo un paso breve pero destacadísimo por La Academia, donde jugó 28 partidos y marcó 18 goles. Su buena actuación en el mundial de Inglaterra lo llevó a ser adquirido por el Barcelona, donde jugó 15 partidos, todos ellos amistosos, y marcó ocho goles. ¿Por qué no jugó partidos oficiales en el club culé? La historia la recordó el Barcelona en su sitio oficial, donde además el club hace un mea culpa por una horrorosa declaración racista de su entonces presidente Enric Llaudet, quien se refirió al futbolista con la frase "Siempre he querido tener un chofer negro". ¿Cómo llegó a decir Llaudet semejante barbaridad?Transcribimos aquí la historia, tal como la cuenta el club.

"El brasileño, sin embargo, es conocido en Can Barça por haber sido el protagonista de una de las experiencias más curiosas de la historia del FC Barcelona. A finales de 1966, Juan Antonio Samaranch, entonces delegado nacional de deportes, le comentó al presidente del Barça, Enric Llaudet, la prohibición de contratar jugadores extranjeros en la Liga española estaba a punto de levantarse

Llaudet, impulsivo por naturaleza, creyó en las palabras de Samaranch y fichó al jugador del Flamengo Walter Machado da Silva, que había disputado la Copa del Mundo de 1966. Cuando se le preguntó sobre el riesgo de contratar un jugador que quizás no podría jugar, Llaudet contestó: 'Si no puede jugar, será mi conductor. Siempre he querido tener un chófer negro'.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

La frase provocó un gran escándalo y vergüenza, tanto que el propio Llaudet intentó otro movimiento para solucionar la situación diciendo: 'Cuando llegue Silva, yo seré su chofer'. Y, tras un largo periodo de negociaciones, Silva llegó en 1967. Sin embargo, la famosa autorización para extranjeros no llegó y el brasileño no fue liberado para jugar partidos oficiales".

Tras su frustrado paso por el Barcelona -donde demostró en sus  15 partidos amistosos y ocho goles marcados que la camiseta blaugrana no le pesaba en absoluto- , Machado da Silva dejó el Barça en 1967 y se fue al Santos de Pelé. De allí pasó al Flamengo, donde la vida le dio una pequeña revancha: con la camiseta del equipo carioca regresó al Camp Nou para disputar la tradicional Copa Joan Gamper. En la final, contra el Barça, el Flamengo perdió 5 a 4, pero Machado da Silva se dio el lujo de marcarle dos goles.

Walter Machado da Silva jugó en los equipos brasileños de Sao Paulo, Corinthians, Flamengo (en dos épocas distintas),  Santos, Vasco da Gama y entre nosotros, la rompió en Racing. De grande se recibió de abogado, para defender a gente humilde. Su último trabajo fue en las divisiones inferiores del Flamengo. Pasó a la historia como un gran goleador. Enric Llaudet, en cambio, pasó a la historia como un racista repugnante del cual su propio club se avergüenza, 53 años después.

Temas

  • Barcelona
  • Fútbol
  • Racismo

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios