Secciones
Deportes

Ningunos tontos: el llamativo detalle de la cumbre nocturna entre Messi y Suárez en Barcelona

El escándalo en el Barca sigue dando de qué hablar en España y el mundo entero.

Sigue el escándalo en Barcelona. Lionel Messi realizó su primera aparición pública, después de que el martes se diera a conocer su decisión de dejar el Barca. El delantero eligió el restaurante del exclusivo hotel Soho House para mantener un no tan casual encuentro con su amigo íntimo -y todavía compañero de equipo- Luis Suárez.

Según consignó la prensa europea, el argentino y el uruguayo llegaron pasadas las 21.30 y se retiraron cerca de las doce de la noche. ¿El detalle no menor? Lo hicieron justo después de que comenzara el ciclo El chiringuito, que transmitió en vivo la salida de ambos jugadores.

La postal, que muchos consideran fue orquestada, es un nuevo apoyo público de Messi a su amigo, después de que el uruguayo fuera uno de los primeros jugadores a los que el director técnico del club catalán, Ronald Koeman, les anticipó que no formarán parte del proyecto deportivo del club.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

A diferencia de Suárez, quien con su cara manifestó sorpresa a la hora de ver las cámaras en la puerta, Messi casi ni se inmutó y salió con su auto, acompañado por Pepe Costa; una de las personas de su mayor confianza. Ninguno hizo declaraciones a la prensa. El encuentro significó no sólo una clara señal al club catalán, sino que alimentó los rumores de que ambos jugadores estarían negociando un pase con el PSG francés.

¿Cómo sigue la novela? El próximo domingo, Messi y Suárez deberán presentarse para el reinicio de los entrenamientos de cara a la nueva temporada, que comenzará el 12 de septiembre. Si bien en un principio se había especulado con la posibilidad de un "faltazo" por parte del capitán de la Selección, lo cierto es que no sólo se hará presente, sino que buscará por todos los medios que su salida sea lo más "consensuada" posible.

El dato no menor detrás de la decisión que tomó Messi en las últimas horas es el costo de la cláusula de rescisión de su contrato, estimado en unos 700 millones de euros; algo que ningún club puede desembolsar en este momento. Mientras el Manchester City tiene todos los números para sumar al argentino a sus huestes, lo cierto es que el delantero estaría más interesado en la posibilidad de poder volver a compartir equipo con Neymar y Suárez en el PSG.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!