Secciones
Una mancha más al tigre

Osvaldo fumó en el vestuario y Boca ya no lo aguanta

Daniel Osvaldo tiene los días contados en Boca. Anoche, luego del empate ante Nacional, no concentró con el plantel y se fue directamente a su casa.  Ya nadie lo soporta. Guillermo Barros Schelotto y su hermano y ayudante de campo, Gustavo Barros Schelotto, se reunieron con el presidente de Boca, Daniel Angelici, y decidieron aplicarle una suspensión al futbolista.Guillermo llegó a decirle a Angelici: "Me lo saca a este tipo del equipo". El plantel no se había tomado nada bien la nueva tanda de escándalos con Jimena Barón y Osvaldo -molesto por haber jugado pocos minutos-le tiró nafta al fuego.


El jugador cuenta con malos antecedentes: no saluda a los compañeros y contesta mal.

¿Qué pasó anocue en Montevideo? De todo.Osvaldo estaba furioso por el corto tiempo que pasó en el campo de juego.Luego de finalizar el partido, el delantero se fue sin saludar a sus compañeros ni a los hinchas de Boca. No es la primera vez Osvaldo que no saluda y esto se suma a otros malos modos,. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El jugador no disimuló su malestar ante la prensa. En declaraciones a Fox Sports, Osvaldo dijo,irónico: "Me sentí bien los últimos cinco minutos que jugué". Su expresión lo dice todo, pura furia.

Osvaldo no disimuló su enojo y habría fumado en el vestuario.

Para bajar la "calentura", el delantero prendió un cigarrillo y se puso a fumar ante la mirada atónita de los compañeros. El DT Guillermo Barros Schelotto habría intentado frenarlo y el recien reconciliado con Jimena Barón le contestó de muy mala manera.

Ahora su situación pende de un hilo. Y por las actitudes fuera de la cancha evalúan apartarlo del equipo. La situación es grave. Osvaldo ya estaría afuera de Boca de no haber sido por sus compañeros. Incluso discutió con Carlitos Tevez, que siempre lo bancó. Tevez le "puso los puntos" en el vestuario. Los referentes del plantel -Agustín Orión, el Cata Díaz y el propio Carlitos- se reunieron con los Mellizos para analizar la situación y terciar en el conflicto, y Guillermo fue bien claro. Les dijo: "Hablen con él. Si quiere seguir en Boca, va a tener que entrenar y cambiar su rebeldía".

Guillermo, aseguran distintas fuentes, está "muy caliente". El plantel está citado para esta tarde y se supone que hoy habrá un reunión durísima en la cual el Mellizo hablará cara a cara con Osvaldo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!